Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Este año, la pandemia significa más fuegos artificiales en el jardín... y un mayor peligro

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 2 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Las comunidades por todo Estados Unidos están cancelando las festividades del 4 de julio debido a la pandemia de la COVID-19, y es probable que los fuegos artificiales en el jardín sean más populares que nunca.

Y eso preocupa a muchos expertos en la salud. Temen que las lesiones se disparen entre los aficionados que no saben cómo usar los fuegos artificiales de forma segura. Incluso antes del día festivo, este año se están disparando unas cantidades sin precedentes de fuegos artificiales en los jardines y en las manzanas de las ciudades de EE. UU.

"Sin duda, intentar usar explosivos de esta forma, sin ningún entrenamiento adecuado, es una actividad riesgosa", señaló Maureen Vogel, directora de comunicaciones del Consejo Nacional de Seguridad.

Pero una nueva encuesta nacional sugiere que es un riesgo que muchos estadounidenses están dispuestos a aceptar para celebrar la independencia del país.

La encuesta nacional en línea de más de 2,000 adultos, realizada por Orlando Health, en Florida, predice que más de dos de cada cinco estadounidenses comprarán fuegos artificiales este año, y un 16 por ciento dijeron que sus compras eran un resultado directo de las cancelaciones debidas a la COVID-19.

Pero a pesar de su capacidad de deslumbrar, los fuegos artificiales conllevan unos riesgos significativos para la salud, advierten los médicos.

"Cada año, cuando se acerca el fin de semana festivo, preveo que atenderé algunas lesiones que las personas sufren con los fuegos artificiales", comentó el Dr. Eric Adkins, médico de medicina de emergencias del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus.

Este verano se presentaron hasta 80 veces más quejas por los fuegos artificiales en la ciudad de Nueva York, en comparación con el año pasado, según el The New York Times, y hubo uno aumentos similares en Boston, Sacramento y otras áreas, por lo que los departamentos de emergencias de los hospitales se están preparando para más lesiones relacionadas con los fuegos artificiales de lo normal este fin de semana del Día de la Independencia.

Las más comunes son las quemaduras, con frecuencia en las manos, los dedos, las piernas o los brazos.

Adkins apuntó que las lesiones oculares también son comunes, y que se recomienda utilizar gafas protectoras siempre que se usen fuegos artificiales.

En 2017, ocho personas fallecieron, y más de 12,000 necesitaron tratamiento médico por lesiones relacionadas con los fuegos artificiales, según un informe de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU.

El consejo general de los expertos en la salud es dejarles los fuegos artificiales a los expertos.

Aun así, algunas personas buscan recuperar cierto sentido de la normalidad y la tradición durante la pandemia, y es probable que muchas elijan usar fuegos artificiales, a pesar de los riesgos.

Los expertos recomiendan a quienes lo hagan que tomen medidas de precaución para asegurarse de que todo el mundo esté lo más seguro posible.

Lo principal es tener cuidado con la reuniones de grandes grupos, advirtió Adkins.

"Hay que seguir tomando todas las medidas de precaución adecuadas para la seguridad del coronavirus y la propagación de las infecciones", enfatizó.

El próximo paso es consultar las leyes estatales y locales, apuntó Vogel, del Consejo de Seguridad. Los fuegos artificiales son legales en algunos estados e ilegales en otros, y comprender los puntos particulares ayudará a garantizar que nadie se meta en problemas legales.

"Cruzar la frontera estatal y comprar [fuegos artificiales] en un estado donde son legales y volver con ellos a su propio estado crea muchos problemas", anotó Vogel. "Si no son legales en su estado, no debe usarlos en su estado".

Para prevenir las lesiones, nunca encienda fuegos artificiales cerca de personas que no saben que van a explotar a su alrededor.

"Las lesiones que atendemos en que hay fuegos artificiales implicados no ocurren solo en las personas que los encienden, sino que con frecuencia les suceden a los espectadores o a personas que simplemente pasaban por allí", lamentó Vogel.

Es esencial tener agua o un extintor de fuego cerca. Se estima que los fuegos artificiales iniciaron 19,500 incendios en 2018, según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (National Fire Protection Association).

Y tanto Adkins como Vogel advirtieron que las bengalas, que con frecuencia son los primeros fuegos artificiales de los niños, no son tan inocentes como podrían parecer.

"Las bengalas en realidad arden a unos 2,000 grados, y pueden ser extremadamente peligrosas", aseguró Vogel.

Y aunque quizá parezca obvio, nunca sostenga un fuego artificial cuya mecha se haya encendido, ni encienda fuegos artificiales bajo techo. Los niños pequeños nunca deben manipularlos, y los niños mayores deben ser supervisados de cerca.

Tenga en cuenta hacia dónde apunta un fuego artificial, y asegúrese de que no apunte hacia usted ni hacia otra persona.

"Si es un aficionado, y nunca ha trabajado con estos dispositivos antes, quizá no se dé cuenta de cómo lo sostiene o de cuál podría ser su trayectoria", observó Vogel.

Si un fuego artificial no se enciende, no intente encenderlo de nuevo.

"Si no enciende, podría significar que funciona mal, y es mejor no usar ese fuego artificial", añadió Vogel.

Por último, si está bajo la influencia del alcohol u otras drogas, nunca debe usar fuegos artificiales.

La conclusión es que, si cancelan su exhibición de fuegos artificiales, no intente reemplazarla con la suya propia.

Los expertos no saben el motivo exacto de que haya habido tal aumento en los fuegos artificiales no profesionales, pero Vogel sospecha que se debe a la nostalgia y a que las personas desean conservar las tradiciones afectadas por la pandemia.

Más información

Aprenda más sobre la seguridad de los fuegos artificiales en el Consejo Nacional de Seguridad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Eric Adkins, MD, emergency medicine physician, The Ohio State University Wexner Medical Center, Columbus; Maureen Vogel, director of communications, National Safety Council, Itasca, Ill.; Daniel Miller, MD, chief surgical resident, Orlando Health, Florida; survey, Orlando Health, June 2020

Last Updated: