Las probabilidades de supervivencia mejoran para las víctimas con quemaduras graves

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 16 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Las probabilidades de sobrevivir a las quemaduras graves han subido de forma constante en las últimas décadas, reportan los investigadores.

"De forma notable, un paciente de hasta 40 años que haya sufrido quemaduras en el 95 por ciento de su cuerpo ahora sobrevive la mitad de las veces, mientras que anteriormente sufrir quemaduras en el 50 por ciento del cuerpo acababa con la vida de esa misma persona", dijo el Dr. David Herndon en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cirujanos (American College of Surgeons). Herndon es director de investigación en los Hospitales Pediátricos Shriners de Galveston, Texas, y director de los servicios de quemaduras en la Rama Médica de la Universidad de Texas.

Herndon dirigió a un equipo de investigadores que analizó los expedientes de más de 10,300 adultos y niños que sufrieron quemaduras y fueron pacientes en esos dos hospitales entre 1989 y 2017.

En ese periodo, el riesgo de que los pacientes con quemaduras fallecieran se redujo aproximadamente un 2 por ciento cada año, encontró el estudio. El riesgo era más alto en las personas con una edad avanzada, en las que tenían quemaduras en un área grande y en los que sufrieron daños en los pulmones por haber inhalado humo.

Los investigadores atribuyen la reducción en la mortalidad a las mejoras en el tratamiento estándar para los pacientes con quemaduras. Estas mejoras incluyen:

  • Los nuevos protocolos para gestionar las lesiones por inhalación.
  • La nutrición para luchar contra las infecciones y promover la curación.
  • Realizar escisiones tempranas en la quemadura e injertos de piel inmediatamente después de producirse la lesión.

La mejora del traslado de los pacientes en estado crítico a los hospitales y a los centros de quemaduras también jugó un papel, según los investigadores.

"Los descensos más dramáticos en [la mortalidad] se han producido más recientemente en los pacientes mayores de 40 años", señaló Herndon.

"Por ejemplo, una mujer mayor de 40 años de edad, con quemaduras muy grandes, es una paciente que puede sobrevivir hoy en día si se implementan estos protocolos", explicó en el comunicado de prensa.

Junto con la reducción del riesgo de que fallezca una víctima con quemaduras, los investigadores también deben identificar métodos de tratamiento para mejorar la calidad de vida de los supervivientes, planteó Herndon.

Y "los especialistas en quemaduras también deben centrarse en la implementación de los protocolos que han permitido que se produzca esta mejora en la supervivencia", añadió.

"Esperamos que nuestros hallazgos inspiren a otras unidades de quemaduras a intentar mantener vivas a las personas con quemaduras extensivas, porque está claro que se puede hacer", dijo Herndon.

El estudio se publicó en la edición en línea del 9 de marzo de la revista Journal of the American College of Surgeons.

Más información

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales de EE. UU. ofrece más información sobre las quemaduras.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: American College of Surgeons, news release, March 9, 2018

--

Last Updated: