Los conductores y pasajeros adolescentes deben ser conscientes de la seguridad

In English

SÁBADO, 21 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Los adolescentes disfrutan de la libertad de conducir con sus amigos, pero los padres se preocupan de las distracciones potenciales.

Más de la mitad de los padres de EE. UU. entrevistados para una nueva encuesta nacional afirman que lo más probable es que su hijo haya sido pasajero de un conductor adolescente distraído.

Las distracciones más preocupantes son la música a volumen alto (un 46 por ciento), un teléfono celular (un 42 por ciento) u otros pasajeros adolescentes (un 39 por ciento), según la encuesta del Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad de Michigan.

A los padres también les preocupaba cuando su hijo adolescente iba con un conductor joven que usaba un exceso de velocidad (un 45 por ciento), estaba cansado (un 14 por ciento) o bajo la influencia del alcohol o las drogas (un 5 por ciento), encontró la encuesta.

A pesar de esas inquietudes, 1 de cada 3 padres dijo que sus hijos iban con un conductor adolescente al menos una o dos veces por semana.

"Cuando los adolescentes comienzan a conducir, hay un foco, que es muy adecuado, en la seguridad de los conductores mismos", comentó el codirector de la encuesta, el Dr. Gary Freed, pediatra en el Mott. "Pero nuestra encuesta sugiere que los padres deben tener un rol activo no solo al preparar a los adolescentes para ser conductores seguros, sino también pasajeros pendientes de la seguridad cuando vayan con sus amigos".

La encuesta incluyó respuestas de una muestra nacional de casi 900 padres con al menos un hijo de 14 a 18 años.

Para limitar los riesgos, algunos padres dijeron que no permitirían a sus hijos ir con un conductor adolescente si hiciera mal tiempo o después de medianoche, o si el conductor tuviera menos de seis meses de experiencia al volante.

Casi la mitad no querían que su hijo adolescente fuera en el coche con más de dos adolescentes más, después de la caída de la noche o en las autopistas.

Los accidentes de coche son la principal causa de muerte y lesiones de los adolescentes, y la mayoría de los que resultan lesionados o pierden la vida son pasajeros, advirtió Freed.

Dijo que los padres deben hablar con sus hijos adolescentes sobre el hecho de ser pasajeros. Las medidas que los jóvenes pueden tomar para que la conducción sea más segura incluyen ofrecerse a llevar el teléfono del conductor, bajar el volumen de la radio, pedir al conductor que vaya más lento, e incluso bajar del coche si sienten que no es seguro, aconsejó Freed.

"La conducción segura debe ser una responsabilidad compartida entre los conductores y los pasajeros adolescentes, dado que los riesgos de ambos son altos", añadió en un comunicado de prensa de la Universidad de Michigan.

Más información

Para más información sobre los conductores adolescentes, visite la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of Michigan, news release, Sept. 16, 2019

--

Last Updated: