Los antibióticos podrían elevar el riesgo de infección recurrente de oído

Los investigadores recomiendan un tratamiento más conservador de amoxicilina en los niños

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES, 1 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- El uso repetido de antibióticos para tratar infecciones recurrentes de oído en los niños pequeños aumenta el riesgo de tales infecciones recurrentes en veinte por ciento, de acuerdo con investigadores holandeses que abogan por un uso más prudente de antibióticos en niños pequeños.

Los investigadores encontraron que el 63 por ciento de los niños que recibieron amoxicilina experimentaron una infección recurrente de oído en un periodo de tres años, en comparación con el 43 por ciento de los niños que recibieron un placebo al momento de su infección inicial.

El hallazgo procede de una encuesta a padres de 168 niños, de seis meses a dos años de edad, que formaron parte de un estudio sobre el uso de antibióticos para tratar las infecciones de oído. Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 1 de julio de BMJ.

En el grupo que recibió amoxicilina, 47 de 75 niños tuvieron al menos una infección de oído recurrente, en comparación con 37 de 86 niños del grupo de placebo. Esto equivalió a un riesgo 2.5 veces mayor de infección de oído recurrente para el grupo de amoxicilina.

Sin embargo, el estudio también encontró que el treinta por ciento de los niños del grupo de placebo había tenido una cirugía de oído, nariz y garganta después de su infección inicial, en comparación con el 21 por ciento del grupo de amoxicilina.

La mayor tasa de recurrencia entre los niños que tomaban amoxicilina pudo deberse a un debilitamiento de la respuesta inmunitaria natural del cuerpo como resultado de tomar un antibiótico en la primera fase de la infección, señalaron los investigadores. El uso de antibióticos en tales casos podría provocar un "cambio adverso" que fomente el desarrollo de bacterias resistentes.

Los antibióticos pueden reducir la duración y gravedad de la infección de oído inicial, pero quizás también provoquen un número mayor de infecciones recurrentes y resistencia a los antibióticos, aseguraron los investigadores. Debido a esto, destacaron, los médicos deben usar los antibióticos con mucho cuidado en niños que tengan infecciones de oído.

Más información

La American Academy of Pediatrics tiene más información sobre las infecciones agudas de oído.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: BMJ, news release, June 30, 2009

--

Last Updated: