Muchos hispanos quedan excluidos del sistema de atención sanitaria de los EE. UU.

Un estudio halla que la situación de inmigración y de seguro de salud tienen que ver con el acceso a la atención

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 13 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Se calcula que el 25 por ciento de los hispanos de los EE. UU. no cuentan con un proveedor habitual de atención de la salud para el tratamiento de sus necesidades médicas.

Una encuesta reciente halló que estas personas, además, tienden a ser los inmigrantes documentados o indocumentados más recientes y los que no tienen seguro de salud.

La encuesta, realizada por el Centro hispano Pew y la Fundación Robert Wood Johnson es importante porque pinta una imagen de la atención de la salud entre los hispanos de los EE. UU., según William Vega, profesor de medicina familiar de la Facultad de medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles.

Los hispanos conforman el mayor grupo minoritario de los EE. UU., compuesto por 45 millones de personas, cantidad que está aumentando, anotó Vega durante una teleconferencia el martes.

"La cantidad de tiempo que hayan pasado en el país y haber nacido en el país o fuera de este tiene que ver mucho con la manera como la gente percibe y experimenta el sistema de atención de la salud y, en particular, las deficiencias del sistema", señaló Vega.

Un hallazgo clave de esta encuesta fue cuántos hispanos no tienen un "hogar médico", es decir, un proveedor habitual de atención de la salud.

"Si se comparan estas cifras con las de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention, los latinos tienen más del doble de probabilidades de no tener un proveedor habitual de atención de la salud", aseguró durante la teleconferencia Gretchen Livingston, investigadora principal del Centro hispano Pew.

Y eso podría suponer problemas porque los índices de diabetes son elevados entre los hispanos. Sin embargo, la tercera parte de los que respondieron la encuesta aseguraron que sabían muy poco sobre la enfermedad o sobre cómo prevenirla o manejarla.

Los hombres hispanos tienen menos probabilidades de tener un proveedor habitual de atención de la salud que las mujeres, 37 por ciento en comparación con 17 por ciento, respectivamente, anotó Livingston. Además, entre más jóvenes fueran los hispanos, menos probable era que tuvieran un proveedor usual que los de mayor edad. Los niveles educativos también tienen mucho que ver. La tercera parte de los que abandonan la escuela en la secundaria no tienen un proveedor usual, en comparación con el 19 por ciento de los que tienen estudios universitarios, dijo.

"Hallamos una gran cantidad de características de acceso a la atención de la salud que son particulares para los latinos", agregó Livingston. "La asimilación es particularmente importante".

Por ejemplo, los hispanos nacidos en el exterior tienen muchas menos probabilidades de tener un proveedor habitual de atención de la salud, así como los que solo hablan español, señaló Livingston. Según el estudio, entre los que han estado en los EE. UU. durante cinco años o menos, el 49 por ciento no tiene un proveedor habitual de atención, en comparación con el 21 por ciento de los hispanos que llevan al menos quince años en los EE. UU.

El acceso al seguro de salud también tiene mucho que ver, según halló el estudio.

"Entre las personas que tienen seguro de salud, el 19 por ciento no tenía un proveedor habitual, en comparación con el 42 por ciento de las personas que no tienen seguro de salud", aseguró Livingston.

Curiosamente, muchos hispanos que no tienen un proveedor habitual de atención en la salud nacieron en los EE. UU. y además han sido educados, mientras que el 45 por ciento tiene seguro de salud, señaló Livingston. "Esto sugiere que no solo se trata de razones financieras lo que no permite que los latinos acudan al médico", agregó.

Entre los que sí buscaron atención regular, más del 75 por ciento aseguró que la atención era "buena" o "excelente", señaló Livingston. Los que habían tenido experiencias positivas generalmente tenían un proveedor habitual de la salud y seguro.

"Entre las personas que informaron no estar satisfechas con la atención de su salud, la razón más común por la que fue así era de orden financiero", aseguró Livingston. "Consideraron que su proveedor de atención de la salud no les ofreció buena atención porque no tenían medios para pagar por el servicio".

Cerca del 8 por ciento de los hispanos, principalmente los que viven cerca de la frontera mexicana, aseguró que había cruzado la frontera por la atención de la salud. Esto resultó particularmente común entre quienes consideraron que la atención que recibían en los EE. UU. no era buena, señaló Livingston.

Otro aspecto de la encuesta tuvo que ver con la manera como los hispanos reciben información médica. "Cerca de la tercera parte de los hispanos recibe información médica de sus médicos", comentó durante la teleconferencia Susan Minushkin, vicedirectora del Centro hispano Pew.

Las mujeres, los hombres hispanos de mayor edad, los hispanos con más educación, los nacidos en los EE. UU., y los que tenían seguro y un proveedor habitual tenían más probabilidades de recibir su información médica de los médicos, aseguró Minushkin.

Muchos hispanos reciben su información médica de la televisión y la radio en español, señaló Minushkin. Los hispanos bilingües o los angloparlantes, los que tienen mejor educación y los más jóvenes tienden a recibir su información sobre salud de internet, añadió.

Más información

Para más información sobre los hispanos y la atención de salud, visite el Centro hispano Pew.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Aug. 12, 2008, teleconference with Gretchen Livingston, senior researcher, and Susan Minushkin, deputy director, Pew Hispanic Center, Washington, D.C.; William Vega, Ph.D., professor of family medicine, David Geffen School of Medicine, UCLA; Aug. 13, 2008, Pew Hispanic Center/Robert Wood Johnson Foundation survey

Last Updated: