Prueba de apoplejía subutilizada en mujeres

Estudio halla que no muchas reciben exámenes claves después de un ataque

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 26 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores informan que pruebas vitales de las arterias del corazón y del cuello después de la apoplejía son subutilizadas en todos los pacientes de apoplejía, pero especialmente entre las mujeres.

Estas pruebas alertan a los médicos sobre la formación potencial de coágulos sanguíneos en el corazón, permitiéndoles verificar la salud de las arterias carótidas. Pueden ayudar a mejorar el tratamiento de pacientes con apoplejía isquémica y reducir el riesgo de una segunda apoplejía, de acuerdo con expertos de la Universidad de Michigan.

Su estudio sugiere que la brecha en el uso de estas pruebas entre hombres y mujeres podría explicar por qué las mujeres tienden a tener peores resultados a largo plazo tras una apoplejía, incluida una mayor tasa de mortalidad, en comparación con los hombres.

Las apoplejías isquémicas son causadas por un coágulo sanguíneo que viaja al cerebro o por obstrucciones en las arterias carótidas que suministran sangre al cerebro.

En el informe que aparece en la edición de septiembre de Neurology, los investigadores examinaron datos de 381 pacientes de apoplejía isquémica, incluidas 220 mujeres, tratadas en los hospitales comunitarios de Texas.

Hallaron que las mujeres eran 36 por ciento menos propensas que los hombres a recibir un ecocardiograma del corazón, el cual puede detectar condiciones que producen coágulos y otros problemas.

El estudio halló que las mujeres también eran 43 por ciento menos propensas que los hombres al examen de sus arterias carótidas.

El autor principal del estudio Dr. Lewis Morgenstern, director del programa de apoplejía del Centro Cardiovascular U-M, en una declaración preparada señaló que "las evaluaciones diagnósticas que deben realizarse en cada paciente de apoplejía isquémica no se le están realizando a entre un tercio y la mitad de los pacientes, y es mucho menos probable que sean efectuadas en mujeres".

Señaló que "la intervención es necesaria a fin de aumentar el acceso a una atención de calidad de la apoplejía para todos los pacientes, pero especialmente para las mujeres".

Más información

El U.S. National Institute on Aging tiene más información sobre la prevención y tratamiento de la apoplejía.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: University of Michigan Health System, news release, Sept. 26, 2005

--

Last Updated: