Reseñas mezcladas para catéteres de la arteria pulmonar

Dos estudios hallan que no tienen beneficio clínico pero que tampoco hacen daño

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES 4 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Dos estudios hallan que los catéteres de la arteria pulmonar utilizados para monitorear la condición de los pacientes críticamente enfermos no hace daño pero tampoco mejora los resultados.

Aún así, los autores principales de ambos informes publicados en la edición del 5 de octubre del Journal of the American Medical Association aseguraron que se justifica el uso de catéteres en muchos casos.

La cateterización de la arteria pulmonar es uno de los asuntos más controvertidos de la medicina de cuidado crítico, pues algunos estudios sugieren que incluso podría aumentar el riesgo de muerte para algunos pacientes. De todos modos, los catéteres se utilizan para ayudar a guiar el tratamiento de un millón de personas al año en los EE.UU.

La razón para justificar su uso, según la Dra. Lynne W. Stevenson, codirectora del programa de insuficiencia cardiaca y cardiomiopatía del Hospital Brigham and Women's de Boston, quien también es líder de un estudio sobre el uso de catéteres para la insuficiencia cardiaca, es que hacen a los pacientes sentirse mejor.

Los catéteres de la arteria pulmonar se utilizan para diagnosticar varias enfermedades cardiacas, monitorear el progreso de los pacientes y guiar la selección y ajuste de la terapia médica, según los investigadores.

El estudio de 433 pacientes de insuficiencia cardiaca, la mitad de los cuales recibió los catéteres mientras que los demás recibieron exámenes físicos, mostró que "la cateterización no parece tener efectos adversos, lo que resulta muy tranquilizador", aseguró Stevenson. "Por otro lado, no se pudo demostrar ningún beneficio general en los resultados concretos de muerte y rehospitalización".

Sin embargo, no se puede descartar el efecto psicológico. "Este estudio sugiere, en maneras que son más difíciles de medir, que utilizar la información de estos catéteres nos ayuda a ajustar con mayor precisión la terapia, lo que a su vez nos permite lograr que los pacientes se sientan mejor", aseguró.

Hubo una "tendencia muy constante" para los pacientes que recibieron los catéteres para sentirse mejor, cosa que genera un interrogante fascinante, agregó Stevenson.

"¿Cómo balanceamos una terapia que no parece cambiar la rehospitalización y la muerte pero que hace que las personas se sientan mejor?", se preguntó. "No hemos prestado atención a si los pacientes valoran más sus vidas y si prefieren en cambio vivir más tiempo si se sienten mejor. Definitivamente, necesitamos tener esto ahora más en cuenta que antes".

En general, según Stevenson, "no me parece que esto cambie mucho las cosas en cuanto a la cantidad de catéteres que se utilicen para la insuficiencia cardiaca".

El segundo estudio, bajo la dirección de la Dra. Monica R. Shah, quien trabajaba en la Universidad de Duke cuando se realizó el estudio y luego se convirtió en profesora asistente de medicina de la Universidad de Columbia, analizó los resultados de 13 estudios anteriores en los que se utilizaron catéteres pulmonares para pacientes que tenían varias afecciones cardiacas graves.

"Lo que este meta-análisis nos permitió establecer es que los catéteres de la arteria pulmonar tienen un efecto neutral", aseguró Shah. "No hubo mejoras en la morbilidad y la mortalidad y, de manera importante, no hubo deterioro en la morbilidad ni la mortalidad".

El hecho de que los catéteres no mejoraron los resultados puede ser sólo información adicional, según Shah. "El quid del asunto es que el catéter de arteria pulmonar, al final, es un dispositivo de diagnóstico, por lo que esperar que en sí mismo sea beneficioso si no forma parte de un plan general no es realista".

Los catéteres pueden ser muy valiosos para pacientes particulares, por ejemplo, los que tienen hipertensión pulmonar severa o los que podrían ser candidatos para transplantes de corazón, sostuvo. "Si deben o no ser utilizados debería ser decisión de los médicos", sentenció Shah.

Stevenson estuvo de acuerdo. En el estudio que dirigió, las diferencias en los resultados para los pacientes que recibieron catéteres y para quienes recibieron evaluación clínica experta fueron pocas, dijo, y fueron "relevantes solamente para aquellos pacientes para quienes los síntomas seguían siendo un problema mayor. No es necesario usar catéteres en la mayoría de los pacientes de insuficiencia cardiaca. Pero si las evaluaciones clínicas no son adecuadas, la información que obtengamos del catéter podrían darnos una ventaja".

Más información

Para más información sobre la insuficiencia cardiaca, visite el sitio Web de la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Lynne W. Stevenson, M.D., co-director, cardiomyopathy/heart failure program, Brigham and Women's Hospital, Boston; Monica R. Shah, M.D., assistant professor, medicine, Columbia University, New York City; Oct. 5, 2005, Journal of the American Medical Association

Last Updated: