Una campaña hace un llamado a limitar los horarios de trabajo de los médicos

Cuarenta grupos aseguran que los turnos típicos de treinta horas se deberían recortar a 16 para evitar errores médicos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

JUEVES, 4 de febrero (HealthDay News/DrTango) -- En noviembre de 2000, Helen Haskell llevó a su hijo de 15 años a un hospital universitario para un procedimiento opcional de rutina.

Cuatro días más tarde, estaba muerto. La causa posible, no haber rescatado, lo que, según explicó Haskell durante una conferencia de prensa el jueves, significa que "no se reconoció el deterioro del paciente ni se actuó en consecuencia".

Fue atendido por una médica residente que llevaba despierta más de treinta horas y menos de una semana de rotación en cirugía pediátrica.

"Yo sé que la fatiga tiene que haber tenido que ver con la muerte de mi hijo", señaló Haskell, quien posteriormente fundó Mothers Against Medical Error (Madres contra los errores médicos). "En ese momento de crisis, lo último que necesitábamos era una residente exhausta como lo único que separara a mi hijo de la muerte".

La fatiga también puede ser devastadora para los médicos y causar accidentes automovilísticos, pinchazos mortales con agujas o escalpelos, depresión y efectos perjudiciales en el sistema reproductor para las residentes.

Sin embargo, una campaña reciente espera prevenir estas tragedias en el futuro.

Los activistas están instando al Consejo de Acreditación de la Educación Médica de Posgrado (Accreditation Council for Graduate Medical Education, ACGME), que controla los programas de capacitación por residencia médica, que limite la cantidad de tiempo que los residentes pasan sin dormir a 16 horas e incrementar la supervisión de los mismos. Esto ajustaría las reglas prevalentes a las recomendaciones descritas en un informe de 2008 del Instituto de Medicina (IOM) sobre las horas de turno de los residentes.

"Se asigna rutinariamente a más de 100,000 residentes a turnos de treinta horas de duración o más. Las semanas de trabajo de cien horas no son poco comunes", señaló el Dr. John Ingle, residente de tercer año de la Universidad de Nuevo México y vicepresidente regional del Comité de Trabajadores de la Salud Internos y Residentes del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios.

"Existen normas peligrosamente laxas sobre las horas de trabajo de los residentes de medicina", señaló el Dr. Sidney Wolfe, director del Grupo de Investigación en Salud de Public Citizen, una organización defensora. "Hoy estamos enviando una carta firmada por más de 40 organizaciones al ACGME para urgirlos a adoptar reglas para reducir la privación del sueño entre decenas de miles de residentes en cuyas manos están la seguridad de millones de pacientes estadounidenses".

"Es de importancia crítica asegurarse de que los residentes tengan tiempo libre de duración y calidad suficientes para permitirles un descanso significativo", agregó Art Levin, Director del Centro de Consumidores Médicos y colega revisor del informe del IOM.

Apuntó que un informe de esta semana de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (National Transportation Safety Board) nombra la fatiga como factor contribuyente del choque de un avión en Buffalo el año pasado en el que murieron cincuenta personas

Las declaraciones en la conferencia de prensa parecen culpar directamente al ACGME y sugirió que la iniciativa de reforma podría tener que venir de una instancia superior, específicamente el Congreso.

"No está claro si el ACGME mejorará las reglas lo suficiente sin incrementar la responsabilización, cosa que provendría de la legislación federal", señaló Wolfe.

Ingle relató la historia de un jefe residente que ponía la palanca de cambios en la posición de estacionar en cada semáforo en rojo camino a casa por causa de los agotadores turnos en el hospital.

"Temía levantar el pie del freno de su automóvil automático, y que arrancara y causara un accidente", explicó Ingle.

"Mi organismo no está hecho para trabajar treinta horas o más", señaló el Dr. Dan Henderson, especialista en justicia de la salud de la Asociación Estadounidense de Estudiantes de Medicina (American Medical Student Association). "Si realmente no voy a hacer daño, como juré que no lo haría, necesito un sistema que proteja a los pacientes de los errores causados por mi fatiga. Si el ACGME no está dispuesto a hacer lo correcto, ojalá los consumidores y los legisladores se encarguen".

Más información

Visite wakeupdoctor.org para más información sobre este problema y para firmar una petición.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Feb. 4, 2010, teleconference with: Sidney Wolfe, M.D., director, Public Citizen's Health Research Group; Art Levin, director, Center for Medical Consumers; Helen Haskell, founder and president, Mothers Against Medical Error; John Ingle, M.D., third-year ear, nose and throat resident, University of New Mexico, and regional vice president, Committee of Interns and Residents/SEIU Healthcare; Dan Henderson, health justice fellow, American Medical Student Association

Last Updated: