El dolor crónico es común entre los que sufren sobredosis de opiáceos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES, 28 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- Más de un 60 por ciento de las muertes por sobredosis de opiáceos implican a personas que sufren de dolor crónico, revela un análisis reciente.

Muchos también afrontaban depresión o ansiedad, encontraron los investigadores.

Los hallazgos surgen de un estudio que examinó los antecedentes médicos de más de 13,000 hombres y mujeres que fallecieron por una sobredosis de opiáceos entre 2001 y 2007.

"Los casos frecuentes de afecciones tratadas de dolor crónico y salud mental entre los fallecidos por sobredosis subrayan la importancia de ofrecer servicios de tratamiento para el uso de sustancias en las clínicas que tratan a los pacientes con dolor crónico y problemas de salud mental", planteó el investigador líder, el Dr. Mark Olfson, profesor de psiquiatría en el Centro Médico de la Universidad de Columbia.

"Una estrategia de ese tipo podría aumentar la intervención clínica temprana en los pacientes que están en alto riesgo de una sobredosis de opiáceos letal", enfatizó en un comunicado de prensa del centro.

La cantidad de estadounidenses que murieron por una sobredosis de opiáceos se cuadruplicó entre 1999 y 2015, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Para explorar el rol que el dolor crónico tiene en el abuso de y en las muertes por los opiáceos, los investigadores se enfocaron en los inscritos en Medicaid que fallecieron tras una sobredosis. Más de la mitad de los 13,000 incluidos en el análisis habían sido diagnosticados con dolor crónico el año antes de fallecer. Más o menos un tercio habían sido diagnosticados con un trastorno por consumo de drogas ese año.

Además, más de la mitad habían surtido recetas de otros opiáceos o benzodiacepinas (sedantes o depresivos), y muchos habían buscado ambos tipos de fármacos. Combinar esas dos cosas es muy arriesgado, ya que puede conducir a un caso potencialmente letal de una respiración extremadamente superficial conocida como "depresión respiratoria", advirtieron los investigadores.

Aun así, menos de 1 de cada 20 personas incluidas en el análisis habían sido diagnosticadas de forma específica con un trastorno de uso de opiáceos en el último mes de su vida. Esto "sugiere que el abandono del tratamiento para las drogas es común antes de una sobredosis letal de opiáceos", dijo Olfson.

"Mejorar la retención en el tratamiento, con una gestión de las contingencias u otras intervenciones conductuales efectivas, podría ayudar a reducir el riesgo de sobredosis letales en estos pacientes", señaló.

Los hallazgos actuales aparecen en la edición en línea del 28 de noviembre de la revista American Journal of Psychiatry.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre la crisis de abuso de los opiáceos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTE: Columbia University Medical Center, news release, Nov. 28, 2017

Alan Mozes

Last Updated: