Una nueva investigación desmiente dos mitos sobre la marihuana medicinal

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 22 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Cuando se menciona la legalización de la marihuana medicinal las personas con frecuencia piensa en dos cosas:

  • Que esto hará que los adolescentes crean que consumir marihuana está bien, y que habrá más que empiecen a consumirla.
  • Que legalizar la marihuana reducirá la cantidad de adultos que sufren sobredosis de opioides.

En realidad, ninguna de esas dos cosas ha resultado cierta, según una nueva investigación.

Desde que la marihuana medicinal empezó a ser legal por primera vez en California en 1996, se ha legalizado en casi tres quintas partes de Estados Unidos. Pero eso no tuvo prácticamente ningún impacto en la tasa de uso recreativo de marihuana entre los adolescentes, según una revisión amplia de los estudios publicados.

"Hace varios años, antes de que el grupo de estudios que [analizamos] empezaran a ser publicados, la gente pensaba que las leyes sobre la marihuana medicinal aumentarían el consumo de marihuana en los adolescentes al 'enviar el mensaje' a los adolescentes de que la marihuana es segura y que consumirla es aceptable", explicó Deborah Hasin, autora principal del nuevo estudio.

Pero, dijo, "no parece que esto impactara mucho a los adolescentes; quizá porque no les pareció que la legalización del uso médico fuera muy relevante para ellos o porque ni siquiera se habían enterado de las leyes".

Hasin es profesora de epidemiología en el Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

El impacto de la legalización de la marihuana también ha sido mínimo en el riesgo de las sobredosis mortales en los usuarios adultos de analgésicos opioides, según encontró otro equipo de estudio.

Con respecto al vínculo con los opioides, investigadores estadounidenses, australianos y británicos encontraron pocas cosas que sugirieran que un mayor acceso a la marihuana medicinal como modo alternativo para el manejo del dolor crónico hubiera llevado a alguna reducción en las muertes por el abuso de opioides.

De hecho, el autor principal, Wayne Hall, advirtió que la investigación que sugiere que hay algún vínculo considerable entre las dos cosas es "floja". Hall es director del Centro de Investigación sobre el Abuso de Sustancias en los Jóvenes de la Universidad de Queensland, en Brisbane, Australia.

Hall y sus colaboradores advirtieron que "es prematuro recomendar la ampliación del acceso al cannabis medicinal como una política para reducir los riesgos de sobredosis por opioides en Estados Unidos y Canadá".

Aunque las probabilidades de sobredosis de marihuana son bajas, se ha mostrado que la droga tiene solo un efecto "modesto" para el control del dolor, según los investigadores.

"Hay tratamientos mucho mejores [que la marihuana] que se ha mostrado que reducen las muertes por sobredosis [de opioides] que en la actualidad no se están usando en EE. UU.", señaló Hall. "Los más importantes son los tratamientos farmacológicos, con metadona o buprenorfina".

A pesar de los hallazgos de ambos equipos de investigación, legalizar la marihuana medicinal no está exento de consecuencias, afirmó Hasin.

"Aprobar leyes que legalizan el consumo de marihuana tiene algunos beneficios sociales: ingresos de negocios y fiscales, creación de trabajos y una reducción en los arrestos injustos según la raza", dijo.

"Y aunque no todo usuario de marihuana sufre daños, el consumo de marihuana sí tiene algunos riesgos, incluyendo la abstinencia, la adicción y una probabilidad mayor de accidentes con vehículos", señaló Hasin.

Los resultados de ambos estudios aparecen en la edición en línea del 22 de febrero de la revista Addiction.

Paul Armentano, subdirector de NORML, la organización de información y defensoría de la marihuana, dijo que "apenas le sorprendieron los resultados" del hallazgo sobre el consumo entre los jóvenes.

Hay docenas de estudios, dijo, que "afirman que la regulación del consumo de marihuana en los adultos o con fines médicos no se asocia con ningún aumento significativo en el consumo, el acceso, el uso problemático ni las admisiones para el tratamiento por drogas en los jóvenes".

"Los datos son claros y consistentes con respecto a estas cuestiones, y los que opinan lo contrario son obstinada o tristemente ignorantes de la ciencia relevante", planteó Armentano.

Más información

El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de EE. UU. tiene más información sobre la marihuana medicinal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Deborah S. Hasin, Ph.D., professor, epidemiology, Columbia University College of Physicians and Surgeons, New York City; Wayne Hall, Ph.D., professor, Centre for Youth Substance Abuse Research, University of Queensland, Brisbane, Australia, and National Addiction Center, Institute of Psychiatry, Psychology and Neuroscience, King's College London, England; Paul Armentano, deputy director, NORML, Washington, D.C.; Addiction, Feb. 22, 2018, online

Last Updated: