Asocian una combinación de medicamentos usada en algunas cirugías cardiacas al riesgo renal

Un estudio británico halla que el uso de aprotinina más inhibidores de la ECA está relacionado con problemas renales durante la cirugía sin circulación extracorpórea

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 7 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Aunque usar el anticoagulante aprotinina (Trasylol) parece seguro en las cirugías cardiacas con circulación extracorpórea, combinarla con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) en la cirugía sin circulación extracorpórea conduce a un riesgo significativo de disfunción renal, señalan investigadores británicos.

El estudio fue impulsado por una investigación previa que había observado una relación entre el uso de aprotinina, que reduce el riesgo de sangrado durante cirugías complicadas, y la insuficiencia renal. El fabricante del medicamento Bayer suspendió de manera voluntaria en todo el mundo la comercialización de la aprotinina después de que salieran a luz los hallazgos preliminares de un estudio canadiense (BART) que sugería que el medicamento aumentaba el riesgo de muerte. El ensayo se interrumpió en octubre de 2007.

Para este estudio, los investigadores analizaron los casos de 9,875 pacientes de cirugía cardiaca. La mayoría de los pacientes (5,434) se sometió a una cirugía cardiaca con circulación extracorpórea), que consiste en provocar una parada cardiaca y conectar al paciente a una máquina de derivación cardiopulmonar durante la cirugía. El resto de los pacientes se sometió a una cirugía cardiaca sin circulación extracorpórea, en la que los médicos operan el corazón mientras late.

Entre los pacientes que habían tenido la cirugía con circulación extracorpórea no hubo una relación significativa entre la aprotinina y la disfunción renal posoperatoria, a pesar de usar inhibidores de la ECA. Sin embargo, la aprotinina fue asociada con un riesgo más de dos veces superior de disfunción renal entre 848 pacientes que habían pasado por una cirugía sin circulación extracorpórea y que habían recibido tanto la aprotinina como inhibidores de la ECA.

"Recomendamos que por el bienestar de los pacientes lo mejor es que suspendan el uso de un inhibidor de la ECA antes de someterse a una cirugía electiva sin circulación extracorpórea, sobre todo en pacientes que tienen un historial de deterioro renal", escribieron la Dra. Ronelle Moulton y Kai Zacharowski, del departamento de anestesia de Bristol Royal Infirmary y United Bristol Healthcare Trust.

Su estudio aparece en la edición de esta semana de The Lancet.

El análisis completo de los hallazgos del BART no se conocerá hasta dentro de algún tiempo, escribieron en un comentario acompañante el Dr. Derek Hausenloy y colegas, del Instituto cardiovascular Hatter y del Hospital y facultad de medicina del Colegio universitario de Londres.

"Mientras esperamos por ese análisis, el uso de la aprotinina en los EE.UU. y en algunos países europeos ha sido necesariamente restringido, con la consecuencia de que algunos pacientes de alto riesgo que se sometan a cirugía cardiaca podrían no recibir una terapia óptima", recalcaron Hausenloy y colegas.

Más información

El U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute tiene más información acerca de la cirugía cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: The Lancet, news release, Feb. 7, 2008

--

Last Updated: