Hay niños y adolescentes que acaban en emergencias en EE. UU. por lesiones con patinetas eléctricas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 26 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Las patinetas eléctricas (hoverboards) pueden parecer chéveres, llamativas y divertidas, pero son menos seguras de lo que se podría pensar.

Casi 27,000 niños y adolescentes acabaron en la sala de emergencias por un accidente con una patineta eléctrica durante los dos primeros años en que se vendieron estas patinetas de dos ruedas con auto-equilibrio en Estados Unidos, según un nuevo estudio.

Aunque es poco en comparación con las más de 121,000 lesiones con patinetas producidas durante el mismo periodo, esa cifra muestra que los niños deben tener cuidado con las patinetas eléctricas, dijo el investigador principal, el Dr. Sean Bandzar.

"Los niños y adolescentes deberían llevar un equipamiento protector, y los padres deberían monitorizar a sus hijos cuando estén usando estos juguetes", señaló. Bandzar trabaja como médico de emergencias en el Hospital Presbiteriano de Nueva York, el Centro médico de la Universidad de Columbia y el Colegio médico Weill Cornell, todos ellos en la ciudad de Nueva York.

Bandzar y sus colaboradores decidieron investigar las lesiones con patinetas eléctricas después de notar un aumento en los casos tras la introducción de estos juguetes en 2015 en el mercado estadounidense.

"Cuando trabajaba en el departamento de emergencias pediátricas, observé que muchos menores llegaban con una gran variedad de lesiones distintas producidas con estas patinetas eléctricas", dijo Bandzar.

Los chicos de 12 años fueron los que sufrieron la mayor cantidad de lesiones, descubrieron los investigadores cuando estudiaron los datos de lesiones a nivel nacional de 2015 a 2016.

Los menores sufrieron más frecuentemente fracturas (el 40 por ciento), moretones (el 17 por ciento) y esguinces o torceduras (el 13 por ciento).

Las partes del cuerpo donde con mayor frecuencia se produjeron las lesiones fueron la muñeca (el 19 por ciento), el antebrazo (el 14 por ciento) y la cabeza (el 14 por ciento).

Resultó interesante ver que solo se reportaron tres lesiones con quemaduras relacionadas con las patinetas eléctricas. La posibilidad de que las baterías de las patinetas eléctricas funcionen mal y se incendien provocó tanta preocupación al principio que algunas aerolíneas las prohibieron.

Pero ninguna de las lesiones por quemaduras que descubrieron los investigadores estuvo relacionada con que la batería ardiera. Dos quemaduras resultaron de la colisión con una olla de agua caliente en la cocina, y la otra fue una quemadura por fricción después de que la patineta eléctrica pasara por encima del dedo de un niño.

Bandzar no pudo averiguar por qué hubo tantas más lesiones con patinetas durante el mismo periodo de estudio, pero sospecha que se debe a que las patinetas eléctricas son un juguete nuevo.

"Quizá no haya tanta gente que las tenga", dijo.

Otra diferencia entre las patinetas eléctricas y las patinetas está en el lugar en que se producen las lesiones. La mayoría de las veces los jóvenes se hacen daño con las patinetas eléctricas cuando juegan en casa. La mayoría de lesiones con patinetas se producen en la calle, según los investigadores.

Dos médicos no relacionados con el estudio dijeron que hay otros factores a tener en consideración cuando se debate sobre las lesiones con patinetas eléctricas.

Parte del problema podría estar en que los niños se distraen cuando andan con las patinetas eléctricas, planteó el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias en el Hospital del Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Muchos adolescentes realizan múltiples tareas y por esta razón se distraen cuando van con la patineta eléctrica: escuchan música, juegan videojuegos o envían mensajes en sus smartphones", dijo Glatter.

El Dr. Brahim Ardolic, médico de emergencia, sugirió que el estudio probablemente no abarque todas las lesiones con patinetas eléctricas.

"Esto da cuenta esencialmente de 36 lesiones al día a lo largo de dos años", dijo Ardolic, catedrático de medicina de emergencias en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. "Cuando uno piensa en que estos dispositivos usan el equilibrio y que con frecuencia los compran personas que nunca los han usado, estas tasas de lesiones en realidad son más bajas de lo que anticiparía".

Al mirar solo las lesiones tratadas en emergencias, los investigadores probablemente pasaron por alto muchas lesiones de poca gravedad que no requirieron atención médica, dijo Ardolic.

"En general, el mensaje está claro: si usted va a comprar una patineta eléctrica, tenga cuidado y si es posible, reciba un entrenamiento de alguien que sí sepa qué está haciendo", aconsejó.

"Para sus hijos, la patineta eléctrica debe estar en la misma categoría que el trampolín. No deberían tener ninguna. No es una buena idea. Acepte el hecho de que si consigue una, habrá lesiones, y posiblemente de gravedad", advirtió Ardolic.

El estudio fue publicado en línea el 26 de marzo en la revista Pediatrics.

Más información

Safe Kids Worldwide ofrece más información sobre cómo prevenir las lesiones con juguetes con ruedas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Sean Bandzar, M.D., emergency physician, New York-Presbyterian Hospital, Columbia University Medical Center and Weill Cornell Medical Center, New York City; Robert Glatter, M.D., emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; Brahim Ardolic, M.D., chairman, emergency medicine, Staten Island University Hospital, New York City; March 26, 2018, Pediatrics, online

Last Updated: