Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los primeros socorristas del 11/9 tienen más probabilidades de Alzheimer, según un estudio

In English

MARTES, 28 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Los primeros socorristas de los ataques terroristas del 11/9 parecen tener un riesgo más alto de enfermedad de Alzheimer y demencia, sugiere una investigación reciente.

Su prevalencia del trastorno por estrés postraumático (TEPT) y de deterioro leve del pensamiento es bien conocida, y ahora dos estudios de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, han identificado cambios en sus cerebros que son similares a los de los pacientes con demencia.

"Las exposiciones ambientales y las presiones psicológicas que experimentaron los socorristas durante el 9/11 y sus secuelas han tenido un efecto insidioso en su salud y bienestar", lamentó el Dr. Benjamin Luft, director del Programa de Salud y Bienestar de las Torres Gemelas de Stony Brook.

"Ahora, casi 20 años después del 11/9, los profesionales clínicos que atienden a estos individuos ven a más pacientes que muestran señales de trastornos cognitivos, y quizá de demencia", señaló en un comunicado de prensa de la universidad.

Uno de los dos estudios, publicado hace poco en la revista Alzheimer's and Dementia: Diagnosis, Assessment and Disease Monitoring, examinó los escáneres cerebrales de los socorristas de los ataques de las Torres Gemelas de la ciudad de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Los escáneres incluyeron a extrabajadores con y sin síntomas de problemas del pensamiento y la memoria.

Lo que los investigadores observaron se parece mucho a los escáneres de pacientes con Alzheimer o demencia. Muchos de los socorristas tenían un deterioro en la materia gris que se ve raras veces en su grupo de edad. Las personas que se estudiaron tenían de 45 a 65 años.

Aunque el adelgazamiento de la materia gris fue mucho más extensivo en los socorristas con deterioros existentes, los que no tenían un deterioro en las habilidades de pensamiento también mostraron señales de degeneración del cerebro.

"Si bien hay muchos motivos para el deterioro cognitivo debido a los cambios en el cerebro, la pérdida de la materia gris en el cerebro es uno de los más preocupantes, y se puede medir a través del grosor cortical", comentó el autor principal del estudio, Sean Clouston, profesor asociado de medicina familiar, de la población y preventiva.

Clouston añadió que la pérdida de la materia gris es "un indicador posible de demencia en etapa inicial, con probabilidades de que ocurra una demencia de inicio temprano en una parte de estos individuos en la mediana edad".

En un estudio distinto, un segundo equipo de la Stony Brook, dirigido por Luft, analizó muestras de sangre de casi 200 socorristas, con una edad promedio de 55 años, con TEPT o deterioro de la memoria y las habilidades de pensamiento.

Los investigadores encontraron anomalías en las proteínas sanguíneas que son consistentes con el Alzheimer y enfermedades cerebrales relacionadas.

El estudio se publicará en la revista Translational Psychiatry. Ambos estudios se presentaron el martes en una conferencia en línea de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

"Los hallazgos de nuestros estudios por primera vez proveen datos que respaldan la idea de que esta población de pacientes que tienen un deterioro cognitivo no solo presentan problemas psicológicos, como el TEPT, sino que podrían estar en un alto riesgo de trastornos neurodegenerativos, una posibilidad que requiere una investigación inmediata y continua", añadió Luft.

Más información

Averigüe más sobre los primeros socorristas y el Alzheimer en la Asociación del Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: Stony Brook University, news release, July 27, 2020

--

Last Updated: