Un ataque cardiaco puede resultar más letal si los síntomas son más graduales

In English

JUEVES, 12 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Los pacientes con un ataque cardiaco con frecuencia tardan más en buscar ayuda si tienen síntomas graduales, lo que podría ponerlos en un mayor riesgo de muerte, señalan unos investigadores.

Los síntomas graduales comienzan con una incomodidad leve que empeora poco a poco, mientras que los síntomas abruptos son un dolor repentino y severo, según los autores de un estudio que se publicó en la edición del 12 de septiembre de la revista European Journal of Cardiovascular Nursing.

"Ambos son una emergencia médica y requieren una ayuda urgente", enfatizó la autora del estudio, Sahereh Mirzaei, de la Universidad de Illinois, en Chicago. "Pero nuestro estudio muestra que los síntomas graduales no se toman en serio".

Mirzaei y su equipo analizaron los datos de 474 pacientes de ataque cardiaco que fueron atendidos en departamentos de emergencias de EE. UU. Los síntomas fueron graduales en un 44 por ciento de esos pacientes, y abruptos en un 56 por ciento.

En general, el tiempo promedio entre el inicio de los síntomas y la llegada al hospital fue de cuatro horas. Los que presentaron síntomas graduales esperaron ocho horas para buscar ayuda médica, en comparación con 2.6 horas entre los que tuvieron síntomas abruptos.

Para los mejores resultados, se recomienda que el retraso no sea de más de dos horas. Esperar más aumenta el riesgo del paciente de complicaciones graves y muerte, según los investigadores.

Tanto los hombres como las mujeres buscaron ayuda antes cuando tuvieron síntomas abruptos.

"Casi la mitad de los pacientes tuvieron un inicio lento, de forma que no es poco común", dijo Mirzaei en un comunicado de prensa de la revista.

"El dolor de pecho, la incomodidad en el pecho y la presión en el pecho son señales de advertencia de que una arteria podría estar bloqueada, y los pacientes deben llamar a los servicios de emergencias de inmediato", enfatizó.

La llegada en ambulancia se asoció con una atención médica más rápida, pero apenas un 45 por ciento de los pacientes llamaron a una ambulancia: un 52 por ciento usaron su propio transporte, y un 3 por ciento fueron transferidos desde otro hospital.

Los pacientes sin seguro eran más propensos a retrasar la llamada para pedir ayuda, encontró el estudio.

También halló que los síntomas fueron desencadenados por un esfuerzo, por ejemplo correr, subir escaleras o palear la nieve, en un 54 por ciento de los hombres con un inicio abrupto y un diagnóstico de infarto de miocardio con elevación del ST. También conocido como IMEST, se trata de un tipo de ataque cardiaco particularmente grave que requiere una restauración rápida del flujo sanguíneo en las arterias bloqueadas.

Mirzaei apuntó que los hombres con enfermedad cardiaca isquémica o factores de riesgo múltiples, como hipertensión, diabetes, colesterol alto o antecedentes familiares de enfermedad cardiaca, deben ser conscientes de que el dolor en el pecho y la incomodidad tras la actividad física o el ejercicio podrían ser un ataque cardiaco.

"Los síntomas también pueden incluir dolor en la garganta, el cuello, la espalda, el estómago o los hombros, que podría estar acompañado de náuseas, sudor frío, debilidad, falta de aliento o miedo", añadió. "Llame a una ambulancia de inmediato; mientras antes reciba ayuda, mejor será su pronóstico".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre los ataques cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: European Journal of Cardiovascular Nursing, news release, Sept. 12, 2019

--

Last Updated: