Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Lavarse las manos durante la pandemia ofrece un beneficio adicional

In English

JUEVES, 11 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Lavarse las manos con una mayor frecuencia podría hacer más que ralentizar la propagación de la COVID-19. Una investigación reciente sugiere que también reduce la exposición a los tóxicos retardantes de llamas (ignífugos).

¿Cómo? Los científicos han encontrado que los ignífugos halogenados usados en los marcos plásticos de las televisiones pueden desplazarse de la televisión al aire y el polvo de interiores, y luego a las manos, y entonces a dispositivos electrónicos como los teléfonos celulares.

Esto significa que usted podría exponerse a esos compuestos cada vez que toque su teléfono celular, según el estudio, que se publicó en la edición del 9 de junio de la revista Environmental Science & Technology Letters.

Se sabe que los ignífugos halogenados, como los éteres de difenilo polibromado, son un riesgo de salud para los niños. Investigaciones anteriores han mostrado que la exposición a esos compuestos puede provocar un coeficiente intelectual (CI) más bajo y problemas conductuales en los niños.

"Es bien sabido que los virus se transfieren entre las superficies y las manos", señaló la coautora del estudio, Miriam Diamond, profesora del departamento de ciencias de la tierra de la Universidad de Toronto.

"Nuestro estudio muestra que las sustancias tóxicas, como los retardantes de llamas, hacen lo mismo. Es otro motivo para lavarse las manos bien y con frecuencia", enfatizó Diamond en un comunicado de prensa de la universidad.

Lisa Melymuk, coautora del estudio y profesora asistente de química ambiental de la Universidad de Masaryk en la República Checa, anotó que "si un ignífugo se usa en las televisiones, entonces lo encontramos por toda la casa, incluso en las manos de los residentes".

Y aunque lavarse las manos con regularidad puede reducir la exposición a esos compuestos, Arlene Blum, directora ejecutiva del Instituto de Políticas de las Ciencias Ecológicas de Berkeley, en California, sugirió que "para reducir el daño en la salud por los retardantes de llamas, la industria electrónica debería parar su uso innecesario".

Blum añadió que "la seguridad contra el fuego se puede lograr mediante un diseño y unos materiales innovadores para los productos, en lugar de usar sustancias tóxicas que pueden permanecer en nuestros hogares, y en nosotros, durante años".

Más información

El Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de EE. UU. ofrece más información sobre los retardantes de llamas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: University of Toronto, news release, June 9, 2020

--

Last Updated: