EE. UU. tiene un problema inmenso, y muy costoso, de adicción a las drogas

In English

MARTES, 20 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Si cree que los estadounidenses no tienen un problema con las drogas ilícitas, un nuevo estudio muestra que en 2016 se gastaron casi 150 mil millones de dólares en marihuana, cocaína, heroína y metanfetamina.

"Para comprender mejor los cambios en los resultados del uso de las drogas y los efectos de las políticas, los legisladores deben saber qué está sucediendo en los mercados de esas sustancias", planteó el autor del estudio, Greg Midgette, profesor asistente en la Universidad de Maryland e investigador adjunto de políticas de RAND Corp., una organización de investigación sin fines de lucro que financió al estudio.

Entre 2006 y 2016, el gasto de los estadounidenses en las cuatro drogas varío entre los 120 y los 145 mil millones de dólares al año. En comparación, los estadounidenses gastaron un estimado de 158 mil millones de dólares en alcohol en 2017, según otro análisis.

La mayor parte de ese gasto fue realizado por un pequeño porcentaje de personas que usan drogas todos o casi todos los días, según los investigadores.

El gasto en la marihuana tanto ilegal como con autorización del estado aumentó alrededor de un 50 por ciento entre 2006 y 2016, al pasar de 34 a 52 mil millones de dólares. Entre 2010 y 2016, el número de personas que habían usado marihuana en el mes anterior aumentó en casi un 30 por ciento, de 25 a 32 millones.

El gasto en la marihuana es más o menos equivalente al de la cocaína y la metanfetamina en conjunto.

El uso de heroína aumentó en más o menos un 10 por ciento al año entre 2010 y 2016, y el gasto en heroína se acerca más ahora al de la marihuana que al de las otras drogas, según el estudio.

El consumo de cocaína se redujo marcadamente entre 2006 y 2010, y siguió reduciéndose lentamente en 2015, pero aumentó en 2016. En 2015 y 2016, 2.4 millones de personas usaron cocaína en cuatro o más días en el mes anterior. En 2016, el uso de cocaína aumentó entre un número estable de usuarios a medida que el precio por gramo puro se redujo.

El uso de metanfetamina es difícil de evaluar, debido a unos datos limitados, según los investigadores.

"Aunque hay una incertidumbre considerable en los estimados nacionales de la metanfetamina, múltiples indicadores sugieren que el uso de metanfetamina ha superado su punto máximo anterior de 2005", comentó el coautor del estudio, Beau Kilmer, director del Centro de Investigación en Políticas de Sustancias de la RAND.

"Aunque hay mucho más que podemos hace por reducir los trastornos y las intoxicaciones por el uso de opioides en que están implicados los opioides sintéticos, no podemos ignorar los crecientes problemas asociados con el uso de la metanfetamina", añadió Kilmer en un comunicado de prensa de la RAND.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre las drogas comúnmente abusadas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: RAND Corp., news release, Aug. 20, 2019

--

Last Updated: