La muerte de Caminiti centra la atención en los esteroides

El ex jugador de béisbol también tenía una historia reciente de abuso de la cocaína

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 11 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Según los expertos, la súbita muerte por ataque cardiaco de la ex estrella del béisbol Ken Caminiti, de 41 años, resalta la relación potencial entre el abuso de sustancias entre los atletas profesionales y sus peligrosos efectos sobre la salud.

Caminiti, que murió el domingo en la ciudad de Nueva York, había admitido anteriormente que abusaba de la cocaína y de los esteroides que mejoran el desempeño.

"Para los hombres estadounidenses, las enfermedades del corazón son la causa número de muerte y el abuso de esteroides las empeora aún más", recalcó el Dr. Linn Goldberg, profesor de la Oregon Health Sciences University, y experto en abuso de esteroides.

Caminiti fue votado como el Jugador más Valioso de la Liga Nacional en 1996 luego de obtener el punto más alto de su carrera con .326 y de llevar a los Padres de San Diego a conquistar el banderín de la Liga Nacional. También golpeó 40 cuadrangulares, anotó 130 carreras y ganó el segundo de tres premios Gold Glove consecutivos por su trabajo en tercera base ese año.

Sin embargo, su lado oscuro surgió en mayo de 2002, cuando declaró a Sports Illustrated que había utilizado esteroides para maximizar su desempeño durante esa temporada ganadora.

Los esteroides anabólicos ayudan a construir tejido muscular y aumentan la masa corporal al funcionar de la misma manera que la hormona masculina natural del cuerpo, la testosterona.

Más recientemente, Carminiti tuvo que ser admitido en un centro para el tratamiento de las drogas en febrero 2003 luego que una prueba de uso de la cocaína resultara positiva, cosa que llevó a los fiscales del estado a revocar su libertad condicional por una condena anterior por abuso de drogas.

El martes pasado, Caminiti reconoció en un tribunal de Houston que había violado su libertad condicional de nuevo luego de que otra prueba resultara positiva en el uso de cocaína en septiembre.

Una vocera de la oficina del examinador médico de la ciudad de nueva York declaró que el lunes se realizará una autopsia, según informó The New York Times.

Las causas exactas y los factores que contribuyeron al ataque al corazón de Caminiti siguen sin esclarecerse. Pero la Dra. Nieca Goldberg, vocera de la American Heart Association, aseguró que los esteroides aumentan casi todos los factores de riesgo de enfermedad cardiaca.

"Primero, el uso de esteroides aumenta la presión sanguínea", explicó. "Segundo, puede alterar el metabolismo del azúcar, así que hay mayor riesgo de diabetes. Tercero, hace las arterias más vulnerables porque, debido al colesterol elevado, se produce una acumulación de la placa de colesterol".

El abuso de esteroides también puede causar un peligroso engrosamiento del músculo cardiaco, llamado hipertrofia, el mismo tipo de dilatación observado en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, advierten los expertos.

"Al acelerar el corazón con esteroides, lo que aumenta su tamaño, y luego continuar tomándolos de todos modos, resulta un músculo cardiaco que está aumentando de tamaño y luego se está contrayendo. Es como poner el brazo [estupendo para lanzar] de Roger Clemens en un cabestrillo y pedirle que lance", explicó el Dr. Eric Braverman, un médico de Nueva York que ha asesorado a muchos atletas profesionales sobre el abuso de esteroides y otros asuntos médicos.

Braverman considera que los atletas consumen esteroides también por el estímulo mental. "Se vuelven adictos al "high", al de la testosterona y a la elevación del ánimo que conlleva esa ventaja en el desempeño", explicó.

Las recientes condenas de Carminiti por cocaína implican que su sistema cardiovascular estaba enfrentándose a otro reto más, según decía Goldberg, de la AHA.

"La cocaína aumenta su riesgo de ataque cardiaco", aseguró. "Puede causar un espasmo directo sobre los vasos sanguíneos, al bloquear el suministro de sangre al músculo cardiaco. También puede causar una arritmia mortal".

Braverman considera que los esteroides y la cocaína actúan sobre mecanismos similares, lo que causa que algunas personas se vuelvan "adictos cruzados" a ambas drogas.

"Los esteroides tienen un efecto parecido al de las anfetaminas, similar al de la cocaína", explicó. En el caso de la cocaína, "emociona a las personas, el pulso aumenta y ahí está la ventaja. Pero tarde o temprano, el corazón se enloquece y deja de funcionar".

La muerte de Caminiti ha trasferido la atención una vez más a los escándalos recurrentes sobre el abuso de las drogas y de esteroides entre atletas profesionales.

La cantidad exacta de jugadores de béisbol profesionales, y de otros atletas de talla mundial, que consume esteroides sigue siendo desconocida. Pero Goldberg, de la OHSU, aseguró que los resultados de los esfuerzos para examinar a las Ligas Mayores de béisbol sugieren que puede ser incluso uno de cada seis jugadores.

En su entrevista con Sports Illustrated en 2002, Caminiti calculó que la mitad de los jugadores de béisbol profesionales estaba utilizando esos suplementos.

Linn Goldberg (quien no está relacionado con Nieca Goldberg), aseguró que su mayor preocupación sigue siendo la salud de los adolescentes estadounidenses, quienes cada vez están más influenciados por los comportamientos de sus estrellas deportivas favoritas.

"Se trata de drogas muy peligrosas y sus efectos sobre los niños son aún mayores que sobre los adultos porque afectan todos sus sistemas biológicos", explicó. Es un impacto sobre su cuerpo porque las hormonas son muy poderosas".

Goldberg ha estado presionando para que haya un proyecto de ley sobre el uso de esteroides para educar a los niños acerca de los peligros del abuso de esteroides mientras limitan la venta sin fórmula médica de las llamadas "prohormonas", compuestos no esteroides que son transformados en hormonas esteroides cuando se ingieren. Ese proyecto pasó tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado de los Estados Unidos, aseguró Goldberg y ahora espera sanción presidencial.

Más Información

Para saber más acerca de los peligros de los esteroides, visite la American Pediatric Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Linn Goldberg, M.D., professor of medicine, and head, division of Health Promotion and Sports Medicine, Oregon Health Sciences University, Portland; Nieca Goldberg, M.D., chief, women's cardiac care, Lenox Hill Hospital, New York City, and spokeswoman, American Heart Association; Eric Braverman, M.D., director, PATH Medical, New York City, author, The Edge Effect; Oct. 11, 2004, The New York Times

Last Updated: