Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La sangre oculta en las heces podría ser una señal de unas afecciones letales

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 16 de julio de 2018 (HealthDay News) -- Aunque no se pueda ver a simple vista, la sangre en las heces puede ser algo grave, una señal de una enfermedad potencialmente letal aparte del cáncer de colon, sugiere una nueva investigación.

Esto puede incluir a enfermedades circulatorias, respiratorias, digestivas, sanguíneas, hormonales o neuropsicológicas, señalaron los investigadores escoceses.

Una prueba que detecta la sangre no vista en las heces, llamada prueba de sangre oculta en las heces, se usa comúnmente para detectar el cáncer de colon. Pero unos resultados positivos en las prueba también podrían apuntar a otros problemas graves, advirtieron el investigador principal, el Dr. Robert Steele, y sus colaboradores.

Por ejemplo, la sangre fecal oculta podría significar inflamación provocada por otros tipos de cáncer, o incluso por la enfermedad de Alzheimer, dijeron los investigadores.

"Las personas con rastros de sangre en los intestinos, según detecta una prueba intestinal, tienen un riesgo un 58 por ciento más alto de muerte prematura por una variedad de causas, no solo por el cáncer intestinal", apuntó Steele, profesor de cirugía en el Hospital Ninewells y la Facultad de Medicina de la Universidad de Dundee.

Anotó que este estudio es observacional, y no puede en realidad probar que la sangre fecal sea una causa de muerte o una señal de otras enfermedades.

Pero Steele especuló que la inflamación en el cuerpo podría producir sangrado en los intestinos. Existen evidencias de que muchos tipos de cáncer y la enfermedad de Alzheimer se desarrollan cuando hay una inflamación sistémica crónica, dijo.

Un experto de EE. UU. se mostró de acuerdo con esta observación.

"La inflamación se relaciona con el exceso de peso, la resistencia a la insulina, la falta de ejercicio y una mala dieta", indicó el Dr. Marc Siegel, profesor clínico de medicina en el Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Las personas con resultados positivos en una prueba de sangre en los intestinos, independientemente de que tengan o no cáncer o pólipos en el colon, podrían beneficiarse de un estilo de vida más saludable o de un tratamiento para otras afecciones médicas, planteó Steele.

En el estudio, los investigadores recolectaron datos de más de 134,000 personas de 50 a 74 años de edad que recibieron pruebas del cáncer de colon en Escocia entre marzo de 2000 y marzo de 2016.

Más de 2,700 tenían sangre en las heces, encontraron los investigadores. Siguieron la supervivencia de los participantes hasta el fallecimiento o hasta finales de marzo de 2016, lo que ocurriera primero.

Las personas con sangre en las heces tenían casi ocho veces más probabilidades de fallecer de cáncer de colon que las que no tenían sangre en las heces.

Pero la sangre fecal también se vinculó con un aumento del 58 por ciento en el riesgo de fallecer por cualquier causa aparte del cáncer de colon, dijeron los investigadores.

Tener una mayor edad, ser pobre y el sexo masculino aumentaron las probabilidades de sangre en las heces. Lo mismo sucedió con el uso de aspirina y de otros anticoagulantes, encontraron los investigadores.

El informe aparece en la edición en línea del 16 de julio de la revista Gut.

El Dr. Uri Ladabaum es profesor de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en California.

Dijo que el uso de las pruebas de sangre oculta en las heces se debe restringir a la detección del cáncer del colon.

"Las pruebas de la sangre oculta en las heces puede encontrar un cáncer colorrectal temprano o un precáncer, lo que conduce a un riesgo menor de muerte por cáncer colorrectal", dijo Ladabaum, autor de un editorial publicado junto con el estudio.

"Parece probable que lo que nos dice sobre la salud no colorrectal se podría también deducir de otros tipos de información sobre el paciente", dijo.

Ladabaum no considera que los hallazgos del estudio deban afectar la práctica actual.

"No creo que los programas de detección del cáncer colorrectal deban asumir la gestión de todos los posibles riesgos no relacionados con el cáncer colorrectal a los que podrían señalar la sangre oculta en las heces", planteó.

Ladabaum añadió que espera que los médicos de atención primaria puedan hacerse conscientes de esos riesgos mediante la atención de rutina del paciente. Pueden gestionarlos mediante el control del peso, la dieta, el ejercicio, el tratamiento de la diabetes y la cesación del tabaquismo.

Más información

La Universidad de Harvard ofrece más información sobre la inflamación.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Robert Steele, M.D., professor, surgery, Ninewells Hospital and Medical School, University of Dundee, Dundee, Scotland; Uri Ladabaum, M.D., professor, medicine, Stanford University School of Medicine, Stanford, Calif.; Marc Siegel, M.D., clinical professor, medicine, NYU Langone Medical Center, New York City; July 16, 2018, Gut, online

Last Updated: