Las literas son peligrosas tanto para los niños como para los adultos jóvenes

Un estudio nacional halla que los altos niveles de lesión exigen más esfuerzos de prevención

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 2 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente señala que las lesiones relacionadas con el uso de literas podrían ser una preocupación para adultos jóvenes, así como para niños pequeños.

Las tres cuartas partes de los chicos que sufren lesiones relacionadas con literas tienen hasta 10 años, aunque las lesiones han aumentado entre quienes tienen entre 18 y 21, según anotó el estudio del Centro de investigación y políticas sobre lesiones del Instituto de investigación del Hospital Nationwide Children de Columbus, Ohio.

El estudio, que calculó un promedio de 36,000 lesiones relacionadas con literas anualmente durante el periodo de 16 años que analizó, fue publicado en la edición de junio de Pediatrics.

"Todo el mundo quiere sentirse seguro cuando descansa o duerme, pero las literas son una fuente común de lesiones en niños y adolescentes", aseguró en una declaración preparada Lara McKenzie, coautora del estudio e investigadora principal del Centro de investigación y políticas sobre lesiones del Hospital Nationwide Children's. "Nuestro estudio halló que las lesiones en literas pueden ser graves y exigen admisión hospitalaria. Además de los niños menores de 6 años, los adultos jóvenes están en riesgo significativamente mayor de lesión por literas en escuelas, centros de deportes recreativos y propiedades públicas".

El estudio halló que los chicos entre 18 y 21 experimentaron lesiones por literas con casi el doble de frecuencia que los que tenían entre 14 y 17. Los investigadores especularon que esto podría deberse a que los que son un poco mayores podrían estar usando literas con más frecuencia por la mayor probabilidad de que se encuentren en ambientes institucionalizados, como dormitorios universitarios y la milicia. Las probabilidades de lesiones por fallos de la cama también fue significativamente mayor entre los chicos mayores porque son de mayor tamaño y peso.

Los niños menores de 3 tuvieron un 40 por ciento más de probabilidades de sufrir lesiones de cabeza que los chicos mayores, quizá porque tienen un centro de gravedad mayor que tiende a hacer que caigan de cabeza.

Para todas las edades, las caídas fueron la lesión más común relacionada con literas, junto con cortes, laceraciones, contusiones y fracturas. Fue casi seis veces más probable que las fracturas, aunque eran la lesión más común, exigieran hospitalización, traslado a otro hospital u observación durante la noche que todas las demás lesiones.

El estudio hace un llamado a mejores estrategias para prevenir lesiones relacionadas con literas, como:

  • usar barandas a ambos lados de la litera superior cuyas brechas no sean superiores a 3.5 pulgadas (9 cm) para evitar que los niños queden atrapados y la estrangulación
  • revisar que el somier sea seguro y el colchón de tamaño adecuado
  • no permitir que niños menores de 6 años duerman en la litera superior
  • usar luces nocturnas para ayudar a los niños a ver en una habitación oscura
  • retirar objetos peligrosos que estén alrededor de la cama
  • alejar las literas de abanicos y otras instalaciones de techo

Más información

SafeSleep tiene más información sobre la seguridad en las literas.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Nationwide Children's Hospital, news release, June 2, 2008

--

Last Updated: