La combinación de playa, barcos y alcohol lleva a que se produzcan lesiones en verano

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

SÁBADO, 16 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Es mejor pensárselo dos veces antes de llevar alcohol a la playa o en un barco. El alcohol aumenta el riesgo de lesión y muerte en el agua, advierten expertos en seguridad.

Por ejemplo, el alcohol es un factor en hasta un 70 por ciento de todas las muertes mientras se realizan actividades recreativas en el agua entre los adolescentes y los adultos, según el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA) de EE. UU.

El consumo de alcohol daña el juicio, y hace que sea más probable que las personas tomen riesgos, una combinación peligrosa para los nadadores, anotó el instituto.

Incluso los nadadores experimentados podrían irse más lejos de lo que deberían, y quizá no puedan volver a la orilla, y podrían no notar que su temperatura está bajando mucho y desarrollar hipotermia.

Los clavados tras beber son particularmente peligrosos, según el NIAAA.

Estar borrachos podría hacer que los clavadistas choquen con el trampolín, o que hagan clavados en un lugar donde el agua no demasiado profunda, anotó el instituto en un comunicado de prensa.

Además, el alcohol puede hacer que los surfistas se confíen demasiado e intenten surfear una ola demasiado difícil para ellos.

Y beber en un barco implica otro tipo de dificultades.

La investigación financiada por el NIAAA muestra que el alcohol podría tener un rol en un 60 por ciento de las muertes relacionadas con los barcos, lo que incluye caerse por la borda.

Además, un conductor de barco que ha consumido 4 o 5 bebidas tiene 16 veces más probabilidades de morir en un accidente de barco que uno que no ha bebido alcohol.

El alcohol puede afectar al juicio, al equilibrio, a la vista, al tiempo de reacción y a la capacidad de gestionar problemas de un conductor de barcos, según la Guardia Costera de EE. UU. y la Asociación Nacional de Administradores de Leyes Estatales de Navegación (National Association of State Boating Law Administrators). El alcohol también aumenta la fatiga y la susceptibilidad de los efectos de la inmersión en aguas frías.

Beber también puede hacer que los pasajeros pierdan el equilibrio.

Los pasajeros borrachos de barcos tienen un riesgo más alto de resbalar en la cubierta, caerse por la borda y tener accidentes en el puerto, advirtieron los expertos en la seguridad.

Más información

La Cruz Roja Americana ofrece consejos de seguridad en el agua.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: U.S. National Institute on Alcohol Abuse & Alcoholism, news release

--

Last Updated: