Ahora hay una opción médica disponible tras el aborto espontáneo

Estudio halla que el misoprostol es efectivo en la expulsión del tejido fetal

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES 24 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Hasta recientemente, si una mujer sufría un aborto espontáneo al principio del embarazo, los médicos a menudo tenían que realizar una cirugía para extraer cualquier tejido fetal restante.

Pero de acuerdo con los hallazgos de un nuevo estudio, el medicamento misoprostol también podría ser una opción tras la pérdida del embarazo.

Los investigadores hallaron que misoprostol era efectivo en la expulsión del tejido fetal en el 84 por ciento de las mujeres estudiadas.

"Básicamente, nuestro estudio era una comparación entre la gestión médica y la gestión quirúrgica en la pérdida precoz del embarazo", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Jun Zhang, investigador de los National Institutes of Health en Bethesda, Maryland.

El misoprostol y la cirugía tuvieron "alrededor de la misma tasa de complicación, y las tasas de aceptabilidad fueron casi idénticas", afirmó Zhang. "El tratamiento quirúrgico es 97 por ciento efectivo, pero es invasivo".

Los hallazgos aparecen en la edición del 25 de agosto del New England Journal of Medicine.

El misoprostol es uno de los medicamentos usados en abortos médicos electivos; el otro es la mifepristona (RU486). El misoprostol, que fue originalmente desarrollado para prevenir las úlceras, hace que el útero se contraiga, por lo que a veces se utiliza para inducir el parto.

El aborte espontáneo ocurre al menos en el 10 por ciento de los embarazos, de acuerdo con la National Library of Medicine, a menudo entre las siete y doce semanas de gestación. Entre los síntomas se encuentran el dolor abdominal o de espalda, calambres y sangrado vaginal.

Ante cualquier resto de tejido fetal, el estándar actual de atención requiere un procedimiento quirúrgico conocido como dilatación y curetaje (D y C) para limpiar el útero, de acuerdo con Zhang. Aunque el D y C sea considerado como un procedimiento menor, sí ameritan el uso de anestesia local o general. Otra opción para vaciar el útero es la aspiración al vacío.

Debido a que la pérdida del embarazo es a menudo un periodo emocional difícil para una mujer, los investigadores desean saber si el tratamiento con medicamentos podría ser una opción más rápida y menos invasiva para las mujeres.

Para lograrlo, los investigadores pidieron a 652 mujeres con pérdida del embarazo en el primer trimestre que participaran en el estudio. Cuatrocientas noventa y una mujeres fueron asignadas para recibir vaginalmente Misoprostol, las 161 restantes se sometieron a una aspiración al vacío.

El tratamiento con misoprostol fue efectivo en el 84 por ciento de las mujeres, mientras que la aspiración al vacío fue efectiva en el 97 por ciento de los casos. Las complicaciones ocurrieron en menos del 1 por ciento de las mujeres en cualquiera de los dos grupos.

Cuando se les preguntó si recomendarían este procedimiento a otras, el 83 por ciento de las mujeres en ambos grupos dijo que lo haría. Ante la pregunta de si pasarían por el mismo procedimiento de nuevo, el 78 por ciento en el grupo con misoprostol dijo que sí, mientras que el 75 por ciento en el grupo con aspiración al vacío afirmó que lo haría.

"Es un asunto de elección", indicó. "¿Preferiría una gestión médica en vez de un tratamiento quirúrgico?".

La Dra. Beverly Winikoff, presidenta de los Proyectos Sanitarios Gynuity de la ciudad de Nueva York, dijo que muchos médicos ya ofrecen la gestión médica como una opción. Winikoff escribió un editorial acompañante en la misma edición de la publicación.

"Creo que esto es algo que las mujeres apreciarán. Muchas mujeres preferirían probablemente no someterse a la cirugía", señaló.

Además agregó que la gestión médica de la pérdida precoz del embarazo podría tener un mayor impacto en países en desarrollo donde el acceso a la atención quirúrgica no siempre es fiable. "En los países en desarrollo, a menudo no hay buenos servicios o disponibilidad de los mismos. Algunas mujeres no tienen acceso alguno a ellos. [El misoprostol] es algo que se podría administrar fácilmente en dispensarios", destacó.

Más información

Para saber más sobre la pérdida precoz del embarazo, visite la American Pregnancy Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Jun Zhang, M.D., Ph.D., investigator, National Institutes of Health, Bethesda, Md.; Beverly Winikoff, M.D., M.P.H., president, Gynuity Health Projects, New York City; Aug. 25, 2005, New England Journal of Medicine

Last Updated: