Investigación impulsa avances en el área de cardiología clínica

Tres estudios plantean nuevas terapias de medicamentos, 'clips' para válvulas cardiacas, y mejor imaginología nuclear

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES 27 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Los avances en el diagnóstico, la terapia médica y la intervención coronaria en los pacientes con problemas cardiovasculares fueron destacados en tres estudios que se esperaba fueran presentados hoy en la sesión "Innovation in Intervention; i2 Summit" del American College of Cardiology.

Un estudio encontró que el agente anticoagulante bivalirudina, una versión sintética del compuesto anticoagulante que se encuentra en la saliva de las sanguijuelas, provee una supervivencia a largo plazo similar a los pacientes con síndrome coronario agudo, pero reduce el sangrado grave, frente a los tratamientos existentes.

El síndrome coronario agudo incluye una variedad de síntomas, entre los que se encuentran el dolor de pecho inestable y un tipo de ataque cardiaco llamado infarto de miocardio sin elevación del segmento ST. Este estudio de casi 14,000 pacientes en 17 países comparó el tratamiento con sólo bivalirudina; bivalirudina más medicamentos conocidos como inhibidores de la glicoproteína IIb/IIIa (IGP); y heparina más IGP.

Además de la terapia con medicamentos, alrededor de 60 por ciento de los pacientes recibió una endoprótesis vascular liberadora de fármacos, y 37 por ciento recibió una endoprótesis vascular de metal sencillo.

Al año, los índices de muerte fueron de 4.4 por ciento para los pacientes tratados con heparina más IGP; 4.2 por ciento para los tratados con bivalirudina más IGP; y de 3.9 por ciento para los tratados con sólo bivalirudina.

El estudio también encontró que la bivalirudina sólo reducía significativamente el sangrado considerable a los 30 días.

Los hallazgos sugieren que la bivalirudina podría convertirse en una opción cada vez más común de tratamiento para las personas con síndrome coronario agudo, lo que incluye el ataque cardiaco, apuntaron los autores del estudio.

El segundo estudio encontró que un dispositivo montado en un catéter llamado MitraClip podría ofrecer a los pacientes con una afección de la válvula cardiaca conocida como regurgitación mitral de moderada a grave una alternativa de gran duración a la cirugía de pecho abierto.

MitraClip funciona como una pequeña pinza que une los extremos de las válvulas cardiacas que gotean, explicaron los investigadores.

Los resultados a un año de un estudio de 55 pacientes confirman hallazgos anteriores de que la mayoría de pacientes que reciben el MitraClip sólo experimentan un goteo leve después de que les implantan el dispositivo.

"Establecimos anteriormente que podíamos reducir la regurgitación mitral con el MitraClip, y ahora hemos establecido la durabilidad del resultado", afirmó en una declaración preparada el Dr. Ted Feldman, director del laboratorio de cateterismo cardiaco en Evanston Northwestern Healthcare en Illinois.

"Un gran número de pacientes han tenido un resultado suficientemente bueno que han podido retrasar o evitar por completo la cirugía", apuntó Feldman.

El tercer estudio concluyó que un medicamento bajo investigación llamado regadenoson parece que es mejor tolerado y tiene mayor capacidad para ofrecer imágenes por escáner nuclear de alta calidad del corazón que la adenosina ampliamente utilizada.

El estudio encontró que el regadenoson podría ser combinado con ejercicio leve de manera segura, lo que mejora la calidad de la imagen.

"En la cardiología nuclear, la imagen lo es todo. El ejercicio mejora el flujo sanguíneo al corazón en lugar del vientre, lo que resulta en mejores imágenes, explicó en una declaración preparada el Dr. Gregory Thomas, profesor clínico asociado de medicina en la Universidad de California, en Irvine, y director de cardiología nuclear en el Grupo Médico Interno Mission en Mission Viejo.

El estudio comparó el uso de adenosina en pacientes que estaban acostados de espalda durante el escáner, y pacientes que recibieron regadenoson y realizaron ejercicio leve.

Más información

El U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute tiene más información sobre las enfermedades cardiacas y vasculares.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: American College of Cardiology, news release, March 27, 2007

--

Last Updated: