Medicamento antigripal Tamiflu podría causar una conducta extraña en los niños

Mientras tanto, los CDC aseguran que hay abundante vacuna contra la gripe, a pesar de algunos retrasos en los envíos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 13 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- En respuesta a informes del extranjero, las autoridades de salud de los EE.UU. urgen a médicos y padres a estar atentos a las señales de conducta extraña en los niños que toman el medicamento antigripal Tamiflu.

Las autoridades de la U.S. Food and Drug Administration no saben si los más de 100 casos nuevos de conductas extrañas, que incluyen tres muertes por caídas, están relacionados con el medicamento, con la gripe misma o con una combinación de ambas cosas, informó la Associated Press.

La FDA está considerando cambios en la etiqueta del Tamiflu que podrían recomendar que todos los pacientes, sobre todo los niños, sean vigilados de cerca mientras toman el medicamento.

La agencia reconoció que suspender el tratamiento con Tamiflu podría hacer daño a los pacientes si el virus es la causa subyacente de delirio, alucinaciones y otras conductas anormales que conforman los síntomas observados en niños en el extranjero. Se ha informado sobre muchos de los problemas pediátricos en Japón, donde la cantidad de recetas de Tamiflu es unas 10 veces mayor que el de los Estados Unidos, apuntó la AP.

Aunque es sabido que los casos graves de gripe producen tales efectos secundarios, la cantidad y el tipo de casos, además de los comentarios de médicos que creen que la conducta anormal está relacionada con el medicamento, evitan que la FDA descarte al Tamiflu como la causa.

El comité asesor en pediatría de la FDA discutirá las recomendaciones para la etiqueta el jueves, informó la AP.

También el lunes, los U.S. Centers for Control and Prevention aseguraron que, a pesar de retrasos en la distribución de la vacuna de la temporada de gripe este año, la agencia confía en que habrá suficientes dosis de la vacuna durante las próximas semanas para satisfacer cualquier demanda.

En octubre, los CDC señalaron que aunque no había escasez de vacuna este año, habría retrasos en la fabricación y distribución de todas las dosis. El problema afecta particularmente las dosis de los niños.

Dado que hay retrasos, no escasez, la Dra. Julie Gerberding, directora de los CDC, señaló que está exhortando a las personas a vacunarse hasta incluso hasta el comienzo de enero.

"Es el comienzo de la estación de gripe", apuntó Gerberding durante una teleconferencia. "Como siempre, la gripe es impredecible, así que no vamos a poder decir qué tan rápido evolucionará, dónde atacará o qué tan grave será".

Ya se ha informado sobre casos de gripe en Arizona y California.

Gerberding señaló que las existencias de vacuna de este año son las mayores jamás producidas en los Estados Unidos. "Aún proyectamos entre 110 y 115 millones de dosis", apuntó. Hasta ahora, se han distribuido unos 77 millones de dosis.

Aunque el número total de dosis de vacunas es el mayor que jamás ha habido, hay regiones del país que experimentan escasez. "Hay ciertos proveedores y agencias sanitarias que están teniendo problemas para obtener sus dosis", dijo Gerberding. "Todavía hay inexactitudes entre la demanda y la oferta".

Gerberding anotó que estos retrasos no están bajo el control de los CDC. "Son problemas del sector privado", aseguró.

Los CDC participan en un esfuerzo nacional de vacuna contra la influenza para exhortar a las personas a que se vacunen donde las vacunas estén disponibles. "Nunca es demasiado tarde para vacunarse contra la gripe", aseguró Gerberding. Además, vacunarse es la mejor manera de protegerse contra la gripe, añadió.

En una teleconferencia, el Dr. John Agwunobi, secretario asistente del Departamento de servicios de salud y humanos de los EE.UU., afirmó que las personas podían vacunarse incluso a principios de enero.

El Dr. L.J. Tan, vocero de la American Medical Association, afirmó que "sabemos que hay beneficios médicos sustanciales de recibir la vacuna después del Día de Acción de Gracias y más allá. Con frecuencia se cree, erróneamente, que el único momento para vacunarse es antes del Día de Acción de Gracias".

Gerberding reconoció que a muchos padres les preocupa que se haya añadido timerosal a la vacuna antigripal. Algunas personas sospechan que el timerosal, un compuesto de mercurio usado como preservante, es por lo menos parcialmente responsable del creciente número de casos de autismo entre los niños.

"Los niños pueden enfermarse muy gravemente con la influenza", apuntó Gerberding. "La vacuna contra la gripe es la mejor manera de protegerlos, no hay duda al respecto. Muchos padres están preocupados por el timerosal. No hemos podido identificar ningún dato que indique que una vacuna contra la gripe represente ningún riesgo relacionado con el timerosal".

La jefa de los CDC considera que los beneficios de la vacuna son demasiado importantes para ignorarlos. "Si se compara el beneficio de la inmunización con algo que es un riesgo desconocido o inexistente, el timerosal, parece claro lo que hay que hacer", afirmó Gerberding. "Por eso los que estamos en la comunidad de la salud pública exhortamos a los padres a vacunar a sus hijos. El riesgo de la gripe sobrepasa por mucho cualquier complicación teórica por la vacuna".

En una noticia relacionada, un estudio que aparece en la edición del 13 de noviembre de Archives of Internal Medicine encuentra que la vacuna contra la gripe aumenta ligeramente el riesgo de síndrome de Guillain-Barré, que ocurre cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca parte del sistema nervioso, lo que causa hormigueo o debilidad, y una posible parálisis.

"El estudio tiene hallazgos que coinciden con otros que se publicaron hace unos años", apuntó Gerberding. "Estos hallazgos indican que hay un aumento en el riesgo de alrededor de uno en un millón de casos del síndrome de Guillain-Barré entre los que se vacunan, en comparación con los que no lo hacen. Pero cuando comparamos los riesgos relacionados con la infección por influenza con el riesgo del síndrome, vemos que el riesgo de no vacunarse sobrepasa por mucho el riesgo del síndrome", afirmó.

"Tenemos preocupaciones ambientales, pero culparlo todo al timerosal basándonos en una relación no comprobada realmente es la manera incorrecta de hacerlo", afirmó el Dr. Marc Siegel, profesor clínico asociado de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York y autor de Bird Flu: Everything You Need to Know About the Next Pandemic (La gripe aviar: Todo lo que hay que saber sobre la próxima pandemia). "Estoy satisfecho de que nunca se ha demostrado una relación entre el timerosal y el autismo".

Más información

Para más información sobre la gripe y las vacunas antigripales, visite los CDC.

FUENTES: Marc Siegel, M.D., clinical associate professor of medicine, New York University School of Medicine, New York City, author, Bird Flu: Everything You Need to Know About the Next Pandemic; Nov. 13, 2006, press conference with Julie Gerberding, M.D., director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; John Agwunobi, M.D., assistant secretary for health, U.S. Department of Health and Human Services, Washington, D.C.; L. J. Tan, M.D., American Medical Association, Chicago; Nov. 13, 2006, Archives of Internal Medicine; Associated Press

Last Updated: