Tratamiento de estatina no ayuda al problema de válvula cardiaca

Medicamento anticolesterol resulta inefectivo contra la estenosis aórtica en un ensayo pequeño

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES 8 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Las esperanzas de que los medicamentos de estatinas que reducen los niveles de colesterol puedan retrasar la progresión de un problema de válvula cardiaca conocido como estenosis aórtica han sido reducidas (aunque no del todo eliminadas) por los resultados negativos de un estudio escocés.

La estenosis aórtica consiste en el estrechamiento de una válvula a través de la cual circula sangre rica en oxígeno del corazón al organismo. Una válvula más estrecha significa que el organismo recibe menos sangre, y por tanto menos oxígeno para la actividad física.

El estudio escocés abarcó a 155 pacientes con una forma de la condición conocida como estenosis aórtica calcificada, en la que tres valvas de la válvula se vuelven rígidas por los depósitos de calcio. La condición progresó tanto en 77 pacientes que tomaron una gran dosis diaria (80 miligramos) de la estatina atorvastatin (Lipitor) como en los 78 pacientes que tomaron una sustancia inactiva durante los 25 meses del ensayo.

Los resultados del estudio, realizado por investigadores de la Royal Infirmary, en Edimburgo, y la Universidad de Edimburgo aparecen en la edición del 9 de junio del New England Journal of Medicine.

Había muchas razones para creer que el tratamiento con estatina podría ser efectivo contra la estenosis aórtica. La dolencia "tiene muchas características en común con la arterosclerosis", el endurecimiento de las arterias que conduce a crisis cardiovasculares como ataques del corazón y apoplejías, anotaron los investigadores escoceses. En particular, las personas con estenosis aórtica calcificada tienden a tener altos niveles de colesterol, dijeron los científicos.

Y en noviembre de 2002, un grupo liderado por el Dr. Maurice Sarano, un cardiólogo de la Clínica Mayo, halló lo que parecía ser una asociación real. Un estudio que hizo seguimiento a todos los adultos con estenosis aórtica en el Condado de Olmsted, Minnesota, halló que aquéllos que tomaban estatinas tuvieron casi la mitad de la tasa de progresión de la estenosis aórtica durante 3.7 años que los que no las tomaron.

Sarano afirmó en ese momento de que estaba "muy entusiasmado" con los hallazgos, pero agregó, "no creo que deberíamos empezar inmediatamente a recetar estatinas para estos pacientes. Debemos probar formalmente estos medicamentos en ensayos clínicos".

El estudio escocés fue ese tipo de ensayo, pero los resultados no cierran necesariamente la puerta al tratamiento con estatinas para la estenosis aórtica, dijo el Dr. Steven Nissen, cardiólogo de la Cleveland Clinic Foundation.

"No es animador, no muestra efectos de ningún tipo, pero se trata de un ensayo relativamente pequeño en un periodo relativamente corto", apuntó Nissen. "Para responder a la pregunta sobre una buena base científica tendríamos que hacer un ensayo en una población considerablemente mayor con una duración mucho más larga".

Sin embargo, los resultados negativos del estudio escocés significan que "podría haber menos incentivo para la industria de financiar un ensayo de ese tipo", agregó Nissen, y " los cardiólogos no deberían recetar estatinas para la estenosis aórtica porque no existe evidencia de un efecto beneficioso".

"Me gustaría observar un estudio que involucre a un gran grupo de pacientes con periodos de seguimiento de al menos cinco años que pueda ofrecer una indicación más amplia del beneficio", señaló.

Más información

Para saber más sobre la estenosis aórtica, sus causas, síntomas y tratamiento, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Steven Nissen, M.D., cardiologist, Cleveland Clinic Foundation; June 9, 2005, New England Journal of Medicine

Last Updated: