Un fármaco cardiaco usado en la ambulancia aumenta la supervivencia

Un estudio encuentra que una dosis alta de tirofibán más la terapia estándar logró una reducción general de la mortalidad

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES, 14 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Administrar una dosis alta del medicamento anticoagulante tirofibán a las víctimas de ataque cardiaco mientras están de camino al hospital podría mejorar sus probabilidades de sobrevivir, según un informe reciente.

El estudio, que aparece en una edición especial de cardiología de esta semana en la revista The Lancet, mostró que los pacientes que recibieron tirofibán además del tratamiento triple estándar de los agentes anticoagulantes aspirina, heparina y clopidogrel, tuvieron significativamente menos obstrucción que afectaba su corazón que los que recibieron los tres medicamentos estándar y un placebo.

Los investigadores, liderados por Arnoud van't Hof, Isala Klinieken del departamento de cardiología de Zwolle, Países Bajos, encontraron que el sangrado mayor no difirió significativamente entre los dos grupos (cuatro por ciento en el grupo de tirofibán frente a tres por ciento en el grupo estándar).

"Nuestro ensayo no fue impulsado por una diferencia en el resultado clínico entre los dos grupos. Sin embargo, notamos un mejor resultado clínico en el grupo de tirofibán que en el grupo de placebo con una mortalidad general más baja y menos repeticiones urgentes [de angioplastia coronaria primaria]", escribieron los autores.

En un editorial acompañante, Gilles Montalescot del Instituto de cardiología del Hospital Pitié-Salpêtrière, INSERM 856 y la Universidad de París 6, en París, escribió que el estudio "revela que el clopidogrel no es suficientemente eficaz y confirma la necesidad de una inhibición rápida y potente de las plaquetas. Nos recuerda también que el primer contacto con el paciente debe ser rápido y médico. Hasta ahora, sólo los sistemas hospitalarios bien organizados han sido capaces de proveer tal servicio".

La edición especial de The Lancet también presenta un artículo sobre un estudio que afirma que si bien una terapia combinada de inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) y bloqueadores del receptor de la angiotensina (BRA) reduce más proteína excesiva en la orina (proteinuria) que cualquiera de las dos terapias solas en pacientes con un alto riesgo vascular, también podría resultar en un mayor daño renal.

La proteinuria puede ser una señal de daño renal, pues los riñones que funcionan mal permiten que la proteína pase a la orina. La diabetes es la causa más común de la proteinuria, aunque una variedad de afecciones puede causarla.

Un comentario acompañante de médicos de la Universidad de Tesalónica en Grecia y la Universidad de Chicago concluyó que "estos datos no deben llevar a modificaciones de las directrices ... en combinación con estudios previos, [este estudio] respalda la idea de que el uso de agentes únicos para bloquear el sistema de renina-angiotensina es bien tolerado".

Más información

El U.S. Heart, Blood, and Lung Institute tiene más información sobre los tratamientos actuales para el ataque cardiaco.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: The Lancet, news release, Aug. 14, 2008

--

Last Updated: