Los trasplantes de hígado vinculados con el uso de alcohol se han duplicado desde 2002

In English

MIÉRCOLES, 23 de enero de 2019 (HealthDay News) -- El porcentaje de personas que reciben trasplantes de hígado en EE. UU. que sufren de enfermedad hepática asociada con el alcohol (EHA) se ha duplicado en 15 años, pero todavía hay unas variaciones regionales significativas, encuentra un estudio reciente.

La EHA ha reemplazado a la hepatitis C como el motivo más común de trasplantes de hígado en EE. UU. Un motivo es que las tasas de hepatitis C se han reducido debido a la terapia antiviral. Pero una causa más probable del cambio es que se ha dejado de requerir que los pacientes se abstengan del alcohol o las drogas durante al menos seis meses para ser elegibles para recibir un nuevo hígado, según los investigadores de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF).

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron casi 33,000 trasplantes de hígado (más de 9,400 por EHA, y más de 23,400 no relacionados con la EHA) entre 2002 y 2016, de la base de datos de la Red Unida para la Compartición de Órganos (UNOS, por sus siglas en inglés).

La proporción de trasplantes por la EHA aumentó de un 24 por ciento en 2002 a poco más de un 27 por ciento en 2010, y a casi un 37 por ciento en 2016. Cuando se incluyeron los pacientes con el virus de la hepatitis C (en total unos 50,000), la proporción de trasplantes por EHA fue del 15 por ciento en 2002, de más o menos un 18 por ciento en 2010, y de un 30 por ciento en 2016, mostraron los hallazgos.

Entre las once regiones de UNOS, los mayores aumentos entre 2010 y 2016 fueron en la región 2 (Delaware, el Distrito de Columbia, Maryland, Nueva Jersey, Pensilvania, Virginia Occidental y Virginia del Norte) y en la región 4 (Oklahoma y Texas). Los aumentos más pequeños fueron en la región 3 (Alabama, Arkansas, Florida, Georgia, Luisiana, Mississippi y Puerto Rico) y en la región 10 (Indiana, Michigan y Ohio).

Las tasas de supervivencia a corto plazo fueron similares entre los pacientes de trasplante con y sin EHA, pero las tasas tras cinco años fueron un 11 por ciento más bajas entre los pacientes con la enfermedad hepática relacionada con el alcohol, según el estudio, que aparece en la edición del 22 de enero de la revista JAMA Internal Medicine.

"Este estudio sugiere que una política nacional sobre el trasplante de hígado en la enfermedad hepática asociada con el alcohol podría tener un valor, para eliminar cualquier desigualdad en el acceso a la atención de la salud para un trasplante de hígado relacionada con la geografía del paciente y la política sobre la abstinencia del alcohol antes del trasplante del centro", planteó en un comunicado de prensa de la universidad el autor principal del estudio, el Dr. Brian Lee. Lee es miembro de gastroenterología y hepatología en la UCSF.

"El panorama del trasplante de hígado está cambiando, y se deben tener en cuenta múltiples factores cuando se consideren las tendencias y las políticas futuras", añadió.

En un estudio distinto publicado en una edición reciente de la revista Hepatology, el mismo equipo dijo que había desarrollado una herramienta que tenía una precisión del 95 por ciento en la identificación de los pacientes con hepatitis alcohólica que tenían un riesgo bajo de un uso significativo de alcohol tras un trasplante de hígado, lo que los hace buenos candidatos para el procedimiento.

Más información

La American Liver Foundation ofrece más información sobre el trasplante de hígado.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, Jan. 22, 2019

--

Last Updated: