Las políticas restrictivas para los medicamentos recetados afectan a los esquizofrénicos

Un estudio de Harvard halla que el programa hizo que los pacientes tuvieran 29 por ciento más probabilidades de dejar o interrumpir sus medicamentos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES 1 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio de la Facultad de medicina de Harvard sugiere que las políticas restrictivas de los medicamentos recetados pueden hacer que los pacientes de esquizofrenia dejen de tomar sus medicamentos.

Los investigadores analizaron los beneficiarios de Medicare de Maine que tenían esquizofrenia, antes, durante y después de una que política obligaba a los pacientes a usar un medicamento autorizado (tratamiento transitorio) antes de que se les permita acceder a los medicamentos recetados que no estaban en la lista preferida. Estos pacientes fueron comparados con los beneficiarios de Medicare de New Hampshire que tenían esquizofrenia, pero donde no había tal regulación.

El estudio halló que los pacientes de Maine tenían 29 por ciento más probabilidades de dejar o interrumpir la medicación cuando estaban sujetos a la política restrictiva. Además, la política restrictiva de medicamentos, diseñada originalmente para reducir costos, sólo ofreció ahorros mínimos.

Tras menos de un año, la política de Maine fue reemplazada por un programa de educación al proveedor, anotaron los autores del estudio, que aparece en la edición en línea del 1 de abril de Health Affairs.

"Este estudio pone en duda la eficacia de muchas políticas similares en todo el país", dijo en una declaración preparada el autor principal del estudio Stephen Soumerai, profesor de la Facultad de medicina de Harvard. "Buscar la autorización previa requiere de trámites y tiempo, así que los médicos podrían optar por recetar los medicamentos preferidos aún cuando tengan preocupaciones sobre la efectividad de la medicación para un paciente específico".

Como sus opciones de medicamentos están restringidas, más pacientes descontinúan el tratamiento, anotó Soumerai.

Las investigaciones previas han encontrado que la interrupción de los medicamentos antipsicóticos podría conducir a la recurrencia de episodios psicóticos y a mayores tasas de hospitalización y costos para los pacientes.

La esquizofrenia afecta al 1 por ciento de la población de EE.UU., o casi a 3 millones de personas. Sin antipsicóticos, cerca del 80 por ciento de los pacientes sufrirá una recurrencia seria de la enfermedad en el plazo de un año, de acuerdo con la información de fondo del estudio.

Aunque la autorización previa y las políticas de tratamientos transitorios podrían ser apropiadas para algunos tipos de medicamentos, dichas políticas ponen a los pacientes de enfermedad mental crónica en un riesgo particular, señalaron los autores del estudio.

"Dada la tremenda variación en las respuestas individuales a los medicamentos, así como al impacto devastador de la interrupción del tratamiento en los pacientes de esquizofrenia, una política que obligue a todos los pacientes a usar un número limitado de medicamentos puede hacer más daño que bien", advirtió Soumerai. "Sería mucho mejor centrarse en garantizar que los medicamentos antipsicóticos sean recetados por razones basadas en evidencia y que los medicamentos preferidos sean recetados sólo a los pacientes que puedan beneficiarse de ellos".

Más información

Mental Health America tiene más información sobre la esquizofrenia.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE:Harvard Medical School, news release, April 1, 2008

--

Last Updated: