No deje de tomar un opioide recetado de repente, advierte la FDA

In English

MIÉRCOLES, 10 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Debido al peligro de "daños graves" para los pacientes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aconseja a los médicos no hacer que los pacientes dejen de tomar analgésicos opioides de repente, ni que reduzcan la dosis drásticamente.

En una declaración publicada el martes, la agencia dijo que añadirá una advertencia sobre la interrupción repentina del uso a la información de receta de los analgésicos opioides, como OxyContin (oxicodona), Vicodin (hidrocodona), morfina y otros fármacos.

"La interrupción rápida puede resultar en un dolor fuera de control o en síntomas de abstinencia", explicó la agencia. "A su vez, esos síntomas pueden llevar a los pacientes a buscar otras fuentes de analgésicos opioides, lo que podría confundirse con la búsqueda de fármacos para el abuso. Los pacientes podrían intentar tratar su dolor o síntomas de abstinencia con opioides ilícitos, como la heroína, y otras sustancias".

La nueva directriz busca ayudar a los médicos permitir a los pacientes que ya no necesitan un opioide desacostumbrarse del medicamento de forma segura, reduciendo así su riesgo de síntomas de abstinencia.

Actualmente, Estados Unidos se encuentra en medio de una epidemia de abuso y adicción a los opioides. Según estadísticas de 2017 del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, se cree que más de 1.7 millones de personas de Estados Unidos tienen un trastorno de uso de opioides, y más de 47,000 murieron de una sobredosis de opioides.

Pero simplemente dejar a un paciente sin su opioide recetado podría no ser útil, advirtió la FDA a los médicos.

En vez de eso, "cree un plan específico para el paciente con el fin de reducir gradualmente la dosis del opioide y garantizar una monitorización y un respaldo continuos, según se necesite, para evitar síntomas de abstinencia graves, que el dolor del paciente empeore, o el distrés psicológico", aconsejó la agencia.

En cuanto a los pacientes, "no deben dejar de tomar el medicamento súbitamente sin hablar primero con el profesional de atención de la salud sobre un plan para reducir poco a poco la dosis del opioide y seguir gestionando su dolor", apuntó la FDA. Si de cualquier forma aparecen dolor, síntomas de abstinencia o cambios en el estado de ánimo, pida ayuda a su médico.

Más información

La Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association) ofrece más información sobre el trastorno por el uso de opioides.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: U.S. Food and Drug Administration, statement, April 9, 2019

--

Last Updated: