Aumentan los intentos de suicidio entre los adolescentes negros

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 14 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Históricamente, los adolescentes negros de Estados Unidos han tenido unas tasas más bajas de suicidio que los blancos. Pero un nuevo estudio encuentra que más adolescentes negros han realizado intentos de suicidio en los últimos años, y los expertos no están seguros del motivo.

Los investigadores de la Universidad de Nueva York encontraron que, entre 1991 y 2017, hubo un aumento en el número de adolescentes negros que dijeron que habían intentado suicidarse en el año anterior. Esto contrasta con otros grupos raciales y étnicos, cuyas tasas reportadas se redujeron o se mantuvieron constantes.

Los hallazgos, publicados en la edición en línea del 14 de octubre de la revista Pediatrics, empeoran la creciente preocupación sobre las tasas de suicidio en aumento en Estados Unidos.

Pero no revelan los motivos de la problemática tendencia en los adolescentes negros.

Durante años, los adolescentes negros han tenido un riesgo relativamente más bajo de suicidio que sus pares blancos, anotó el Dr. Benjamin Shain, psiquiatra infantil y adolescente del Sistema de Salud de la Universidad de NorthShore, en Deerfield, Illinois.

Y eso es a pesar de factores estresantes como unas tasas más altas de pobreza, la discriminación racial y un menor acceso a la atención de la salud, indicó.

Shain, autor de un editorial publicado junto con el estudio, dijo que solo podía especular sobre las explicaciones de la reciente tendencia al alza. Pero una posibilidad amplia es que los factores que tradicionalmente han protegido a los jóvenes negros de las conductas suicidas podrían estar desapareciendo.

"Es una posibilidad", concurrió el Dr. Ken Duckworth, director médico de la Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness), una organización sin fines de lucro.

Otra, dijo, es que los cambios sociales recientes están haciendo que los adolescentes negros se parezcan más a sus pares blancos en cuanto a las conductas suicidas.

"¿Hay ahora unas presiones sociales distintas? ¿Los medios sociales son un factor? ¿Se trata del clima político?", preguntó Duckworth. "Necesitamos más investigación para comprenderlo".

En el estudio, Michael Lindsey, director ejecutivo del Instituto McSilver de la NYU, y sus colaboradores examinaron los resultados de una encuesta de salud federal que se ha realizado cada dos años desde 1991. Cada una entrevista a una muestra nacionalmente representativa de estudiantes de secundaria sobre varias "conductas de riesgo de la salud".

Entre 1991 y 2017, casi un 19 por ciento de los estudiantes dijeron que habían pensado en el suicidio en el año anterior, mientras que casi un 15 por ciento habían planificado suicidarse. Poco menos de un 8 por ciento dijeron que habían intentado suicidarse, mostraron los hallazgos.

Cuando los investigadores observaron los patrones con el tiempo, encontraron algunas señales positivas. El porcentaje de estudiantes que dijeron que habían pensado en el suicidio en realidad fue más bajo en años recientes que en los años 90. Y los intentos autorreportados de suicidio parecen estar declinando entre los adolescentes hispanos, asiáticos y amerindios/nativos de Alaska.

Solo están aumentando entre los adolescentes negros. De hecho, encontró el estudio, el aumento podría estar acelerándose entre las chicas negras; por otro lado, los chicos negros sufren cada vez más lesiones durante los intentos de suicidio.

"Es urgente que lleguemos al fondo del motivo de que los intentos de suicidio entre las adolescentes negras se estén acelerando", señaló Lindsey en un comunicado de prensa de la universidad. "También debemos comprender el motivo de que los varones negros se estén lesionando cada vez más en intentos de suicidio".

Los hallazgos aparecen en medio de unas crecientes preocupaciones sobre los suicidios entre los estadounidenses de todas las edades. Un estudio publicado el mes pasado encontró un aumento del 41 por ciento en las tasas de suicidio de EE. UU. entre 1999 y 2016. Las tasas eran más altas en los condados rurales, en comparación con las áreas metropolitanas grandes.

Y en 2017, la tasa de suicidio entre los jóvenes de 15 a 19 años alcanzó un máximo de 20 años, con casi 12 muertes por cada 100,000 adolescentes, muestran las cifras del gobierno. Esto es en comparación con ocho muertes por cada 100,000 en 2000.

El patrón observado en el nuevo estudio es desconcertante, ya que el número de adolescentes que reportan pensamientos suicidas en realidad se está reduciendo. No hay una explicación clara, dijeron tanto Shain como Duckworth.

Una posibilidad, planteó Shain, es que menos jóvenes están pensando en el suicidio, pero cuando lo hacen es más probable que lo intenten con unos medios altamente letales.

Ese podría ser un motivo de que la tasa de lesiones autorreportadas por un intento de suicidio haya aumentado entre los chicos negros, según el equipo de Lindsey.

Duckworth apuntó a una estadística aleccionadora. En los últimos años, la esperanza de vida de los estadounidenses ha estado en declive, debido en gran medida a las sobredosis de opioides y a los suicidios.

Lo que está claro añadió, es que el suicidio es una "crisis de salud pública".

Más información

Para obtener recursos, visite la Red Nacional de Prevención del Suicidio (National Suicide Prevention Lifeline).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Benjamin Shain, M.D., Ph.D., clinical assistant professor, child and adolescent psychiatry, NorthShore University Health System, Deerfield, Ill.; Ken Duckworth, M.D., medical director, National Alliance on Mental Illness, Arlington, Va.; Oct. 14, 2019, Pediatrics, online

Last Updated: