Aumentan los suicidios entre los jóvenes de EE. UU., y más entre las chicas que entre los chicos

In English

VIERNES, 17 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Las tasas de suicidio están en aumento entre los niños y adolescentes estadounidenses, pero el mayor aumento sucede entre las chicas, encuentra un estudio reciente.

"En general, encontramos un aumento desproporcionado en las tasas de suicidio de las chicas en comparación con los chicos, lo que resulta en una reducción en la brecha en las tasas de suicidio entre ambos sexos", señaló la autora del estudio, Donna Ruch, investigadora postdoctoral en el Centro de Prevención e Investigación del Suicidio del Hospital Pediátrico Nacional, en Ohio.

El suicidio es la segunda causa principal de muerte en los estadunidenses de 10 a 19 años, e históricamente las tasas han sido más altas en los chicos que en las chicas. Pero informes recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. muestran un mayor aumento en las tasas de suicidio de las chicas que de los chicos.

En este estudio, los investigadores examinaron los datos sobre los suicidios de jóvenes de 1975 a 2016.

Los hallazgos mostraron que las tasas de suicidio juvenil se redujeron en ambos sexos a principios de los 90. Pero han aumentado en ambos sexos desde 2007, con unos aumentos más grandes entre las chicas que entre los chicos, en particular entre las chicas de 10 a 14 años.

Las tasas de suicidios femeninos por ahorcamiento o asfixia se acercan a las de los chicos, lo que resulta problemático si se considera la "paradoja del género" en la conducta suicida, según el coautor del estudio, Jeff Bridge, director del Centro de Prevención e Investigación del Suicidio.

Las chicas tienen unas tasas más altas de conducta suicida no letal, por ejemplo pensar sobre e intentar suicidarse, pero más chicos que chicas mueren por el suicidio, apuntó Bridge.

"Uno de los factores contribuyentes potenciales a esta paradoja del género es que los varones tienden a usar medios más violentos, como las armas de fuego o el ahorcamiento", anotó Bridge en un comunicado de prensa del Hospital Pediátrico Nacional. "Esto hace que la reducción en la brecha de género en el suicidio por ahorcamiento o asfixia que encontramos sea particularmente preocupante desde una perspectiva de la salud pública".

El estudio aparece en la edición en línea del 17 de mayo de la revista JAMA Network Open.

Investigaciones futuras deben observar si los factores de riesgo de suicidio específicos de cada género han cambiado en los últimos años, y cómo esa información podría mejorar los esfuerzos de prevención del suicidio, apuntaron los autores del estudio.

Preguntar a los niños y adolescentes directamente sobre el suicidio no desencadena pensamientos ni conductas suicidas, añadió Bridge.

"Los padres deben ser conscientes de las señales de advertencia del suicidio, que incluyen que un niño haga declaraciones suicidas, que se muestre infeliz durante un periodo largo, que se retraiga de los amigos o de las actividades escolares, o que esté cada vez más agresivo o irritable", explicó.

"Si los padres observan esas señales de advertencia en sus hijos, deben pensar en llevar al niño a un profesional de la salud mental", aconsejó Bridge.

Más información

Youth.gov ofrece recursos para la prevención del suicidio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Nationwide Children's Hospital, news release, May 17, 2019

--

Last Updated: