Follow Our Live Coverage of Covid-19 Developments

Las muertes causadas por el suicidio y las drogas rebasan a la diabetes en EE. UU.

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 27 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Más estadounidenses mueren ahora por el suicidio y las sobredosis de drogas en combinación que de diabetes, revela un informe reciente.

En 2016, hubo 29 muertes por suicidio o sobredosis de drogas por cada 100,000 estadounidenses, en comparación con poco menos de 25 muertes de diabetes por cada 100,000. Esto es un aumento respecto a hace apenas dos años, cuando las tasas de mortalidad por las dos causas eran comparables, señalaron los investigadores.

El cambio es sorprendente, dijo Ian Rockett, autor principal del informe y profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Virginia Occidental.

"Las muertes por suicidio y sobredosis de drogas están en aumento, y suceden a una edad más temprana que las muertes por la diabetes", apuntó Rockett.

Dijo que los hallazgos ayudan a ilustrar el alcance no solo de la epidemia de opioides del país, sino también de su creciente tasa de suicidio.

La diabetes es una enfermedad crónica común, y es la séptima causa principal de muerte en Estados Unidos. Si más estadounidenses están muriendo ahora de suicidios y sobredosis de drogas, es una llamada de atención, según Rockett.

Él y sus colaboradores plantean una nueva forma de considerar las muertes por sobredosis de drogas. Esas muertes, afirman, se deben considerar como muertes por "autolesión", igual que el suicidio.

Por un lado, algunas muertes por sobredosis de drogas son intencionales, aunque no está claro cuántas. Sin una nota de suicidio, para los forenses es difícil determinar la intención, dijo Rockett.

Además de eso, incluso cuando el difunto no tenía la intención de tomar una dosis letal de drogas, la muerte se puede de cualquier forma considerar el resultado de una autolesión, según Rockett.

"Esas muertes en realidad no son accidentes", dijo. "Son autolesiones".

Rockett enfatizó que el punto no es "culpar a las víctimas".

En vez de ello, dijo, el punto es resaltar el hecho de que las personas que mueren por suicidio o sobredosis de drogas con frecuencia tienen unos historiales parecidos, que incluyen traumas, depresión sin tratar y una falta de respaldo social.

"Intentamos apuntar que es un problema incluso más grande de lo que nos damos cuenta", dijo Rockett.

La tasa nacional de suicidios aumentó en un 24 por ciento entre 1999 y 2014, de 10.5 muertes por cada 100,000 personas a 13 por cada 100,000, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Por otra parte, el precio que se cobran los opioides sigue creciendo. Una investigación reciente encontró una nivelación en el abuso de analgésicos opioides recetados, como Vicodin, OxyContin y la codeína, entre los estadounidenses. Pero el abuso de los opioides ilícitos está en aumento. Entre éstos se incluyen la heroína y el fentanilo, un opioide sintético, de fabricación ilegal.

Y en general, las muertes por sobredosis de opioides siguen en aumento.

Las muertes por heroína se han disparado en los últimos años. Pero el fentanilo de fabricación ilegal ha emergido como el mayor problema. A principios de año, los investigadores reportaron que los opioides sintéticos (sobre todo el fentanilo) tuvieron la culpa de un 30 por ciento de las muertes por sobredosis en 2016. Esa cifra supuso un aumento respecto al 8 por ciento en 2010.

En total, 19,400 estadounidenses fallecieron de sobredosis con opioides sintéticos en 2016, mientras que más de 13,200 murieron de una sobredosis de heroína, según un estudio del gobierno.

Estos últimos hallazgos, publicados en la edición en línea del 27 de agosto de la revista Injury Prevention, se basan en datos de certificados de defunción de los CDC.

El Dr. Mark Olfson, profesor de psiquiatría en la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, dijo que sería útil considerar las muertes por el suicidio y por las sobredosis de drogas como un grupo.

"Una amplia aceptación del concepto de la autolesión podría fomentar unas reformas muy necesarias en la atención clínica, al enfocarse en los riesgos subyacentes comunes entre las muertes por intoxicación con drogas provocada por uno mismo y por suicidio", afirmó Olfson, que no participó en el nuevo estudio.

Esto significaría una mayor coordinación en la atención de los pacientes, explicó: más pruebas de abuso de sustancias en los pacientes que están siendo tratados por depresión u otros trastornos de la salud mental, y más atención a la salud mental general de las personas en tratamiento por el abuso de drogas.

Ahora mismo, esa coordinación es inconsistente. Por ejemplo, cuando los pacientes son tratados en emergencias por una sobredosis de drogas, podrían recibir o no una remisión a los servicios de salud mental, anotó Rockett.

En algunos casos, esos servicios quizá ni estén disponibles, dijo.

Por ejemplo, en las áreas donde la epidemia de opioides es más aguda, incluyendo las comunidades rurales, las personas quizá no tengan a un profesional de la salud mental cerca.

Rockett también apuntó a un panorama más amplio. Los factores sociales, entre ellos el desempleo y la desigualdad en los ingresos, podrían tener roles importantes en las tasas tanto de suicidio como de sobredosis de drogas.

Esos factores no se cambian fácilmente, añadió, pero hay que solucionarlos.

Más información

La Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental de EE. UU. ofrece recursos para encontrar tratamiento.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Ian Rockett, Ph.D., M.P.H., professor emeritus, epidemiology, West Virginia University School of Public Health, Morgantown, W.V.; Mark Olfson, M.D., M.P.H., professor, psychiatry and epidemiology, Columbia University Medical Center, and research psychiatrist, New York State Psychiatric Institute, New York City; Aug. 27, 2018, Injury Prevention, online

Last Updated: