Unas sustancias usadas en el hogar podrían estar provocando un aumento en la enfermedad tiroidea en los gatos

Cat wearing one of the tags used in study

In English

MIÉRCOLES, 10 de julio de 2019 (HealthDay News) -- ¿Los retardantes de fuego más recientes que se usan ahora en muchos productos para el hogar podrían estar enfermando a los gatos?

Un nuevo estudio señala que es posible.

Las tasas de hipertiroidismo, la enfermedad relacionada con el sistema endocrino más frecuente en los gatos mayores, se han disparado desde que se diagnosticó el primer caso en 1979, informan los investigadores.

Los gatos con la enfermedad experimentan pérdida de peso, un aumento en el apetito, y un aumento en la sed y la micción. Los síntomas también incluyen vómitos, diarrea e hiperactividad.

Hace mucho que los científicos sospechan que el aumento en los casos se vincula con los retardantes de fuego para el hogar más recientes, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Química (American Chemical Association).

En 2004, los retardantes de fuego de éteres de bifenilos polibromados (PBDE, por sus siglas en inglés) se comenzaron a retirar de manera gradual debido a las preocupaciones sobre el medioambiente y la salud. Fueron reemplazados por alternativas, como los ésteres organofosforados (OPE), por ejemplo el fosfato de tris(1,3-dicloro isopropil) o TDCIPP.

La investigación ha conectado a los PBDE, que son disruptores endocrinos conocidos, con el hipertiroidismo en los gatos, pero los OPE no se habían investigado en ese contexto, explicaron los investigadores.

En este estudio, la toxicóloga e investigadora Kim Anderson, de la Universidad Estatal de Oregón en Corvallis, Oregón, y sus colaboradores observaron a 78 gatos domésticos que tenían a partir de 7 años. La mitad de los gatos tenían hipertiroidismo, y la mitad no. Los gatos se equiparon con etiquetas de silicona para mascotas, que pueden detectar compuestos orgánicos volátiles y semivolátiles.

Estudios anteriores han usado pulseras de silicona para evaluar la exposición de las personas a compuestos químicos.

Los gatos del estudio usaron las etiquetas de silicona durante siete días. Entonces, los investigadores analizaron las etiquetas, y encontraron unos niveles más altos de TDCIPP en las etiquetas de los gatos con hipertiroidismo.

Entre los gatos sin hipertiroidismo, hubo un vínculo entre la exposición al TDCIPP y las concentraciones de los gatos de una hormona que se encuentra elevada en el hipertiroidismo.

Unos niveles más altos de TDCIPP en las etiquetas de los gatos se asociaron con el uso de ambientadores en el hogar, con viviendas construidas a partir de 2005 y con una preferencia por tomar siestas en muebles tapizados, encontraron los investigadores.

El estudio se publicó en la edición del 10 de julio de la revista Environmental Science & Technology.

Más información

Para más información sobre el hipertiroidismo felino, visite el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: American Chemical Society, news release, July 10, 2019

--

Last Updated: