Los tratamientos no farmacológicos para la migraña con frecuencia se pasan por alto

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES, 5 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Muchas personas que sufren de migrañas no realizan los tratamientos conductuales que les recomiendan, como el manejo del estrés y la psicoterapia, según un estudio reciente.

La falta de tiempo, el precio y el escepticismo son algunas de las razones, dijo la Dra. Mia Minen, directora de investigación en la división de dolor de cabeza de la NYU Langone, en la ciudad de Nueva York.

Los estudios anteriores han mostrado que los tratamientos como la terapia cognitivo-conductual, el manejo del estrés, las técnicas de relajación y la biorretroalimentación podrían reducir los síntomas de migraña en un 50 por ciento o más, comentaron Minen y su equipo. (La biorretroalimentación implica el uso de un dispositivo de monitorización para reducir la tensión muscular).

Estos tratamientos pueden costar menos que los medicamentos y tener unos beneficios a largo plazo en la reducción de las migrañas, indicaron los investigadores.

"Las migrañas pueden ser debilitantes, así que parece razonable que muchos pacientes quieran tener acceso a un tratamiento que reduzca los síntomas a la mitad. Pero nuestra investigación muestra que esto está lejos de ser el caso", lamentó Minen en un comunicado de prensa de la NYU.

Los dolores de cabeza de tipo migraña afectan a unos 36 millones de estadounidenses. Los dolores palpitantes de cabeza entre moderados y severos con frecuencia vienen acompañados por náuseas y/o vómitos, y la sensibilidad a la luz y al sonido.

Para el estudio, Minen y sus colaboradores examinaron a 53 pacientes con migrañas que fueron remitidos al tratamiento conductual con un terapeuta con una capacitación especializada. Se entrevistó a los pacientes tres meses tras su primera cita.

Solo 30 (el 57 por ciento) concertaron una cita para un tratamiento conductual. Los pacientes que habían visto antes a un psicólogo fueron más propensos a empezar la terapia. La edad, el sexo, los años de sufrimiento de migrañas y el uso general de los servicios de la atención de la salud no marcaron ninguna diferencia, mostraron los hallazgos.

De los que no empezaron la terapia, la mitad mencionaron la falta de tiempo. Otros mencionaron el precio (algunos planes de seguro no cubren dicho tratamiento), sus dudas sobre su efectividad, la satisfacción con su tratamiento actual, y la mejora de las migrañas, según el informe.

Se necesita más información para encontrar modos de convencer a una cantidad mayor de pacientes con migrañas para que acudan a la terapia conductual, afirmaron los autores del estudio.

"Como proveedores, debemos desarrollar nuevas formas de presentar los tratamientos conductuales basados en evidencias a los pacientes, de una forma parecida a como se presentan las terapias con [medicamentos]", planteó Minen.

El estudio aparece en la edición del 5 de junio de la revista Pain Medicine.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre las migrañas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: NYU Langone Health/NYU School of Medicine, news release, June 5, 2018

--

Last Updated: