Las mujeres embarazadas se exponen a más TC peligrosas

In English

MIÉRCOLES, 24 de julio de 2019 (HealthDay News) -- El uso de unas riesgosas TC durante el embarazo ha aumentado de forma significativa en América del Norte en las dos últimas décadas, encuentra un estudio reciente.

"Es importante cuantificar la exposición a la radiación ionizante, porque puede causar cáncer y defectos congénitos, y se debe mantener al mínimo, sobre todo durante el embarazo", señaló la autora coprincipal, Marilyn Kwan, investigadora científica sénior en la división de investigación de Kaiser Permanente del Sur de California.

"Este estudio nos ha dado una oportunidad de observar más de cerca el uso de las imágenes avanzadas durante el embarazo", añadió Kwan en un comunicado de prensa del Kaiser.

Aunque las TC son más rápidas, fáciles y se usan con más frecuencia que la IRM y otros tipos de imágenes avanzadas, conllevan una dosis alta de radiación ionizante, muchas veces más alta que una radiografía del tórax, anotaron Kwan y sus colaboradores.

En el estudio, el equipo de la investigación analizó datos de seis sistemas de atención de la salud en Estados Unidos y en la provincia de Ontario, en Canadá. Los investigadores evaluaron el uso de las imágenes médicas avanzadas en 2.2 millones de mujeres que tuvieron 3.5 millones de nacimientos vivos entre 1996 y 2016.

A lo largo de esos 21 años, las tasas de uso de las TC durante el embarazo casi se cuadruplicaron en Estados Unidos, y se duplicaron en Ontario. En 2016, se realizaron TC en alrededor de un 0.8 por ciento de los embarazos de EE. UU. y en un 0.4 por ciento de los de Ontario.

Las tasas de EE. UU. comenzaron a nivelarse en 2007 y se han reducido desde entonces, pero las tasas continúan en aumento en Ontario, según el estudio, publicado en la edición en línea del 24 de julio de la revista JAMA Network Open.

Diana Miglioretti, autora coprincipal del estudio y profesora de bioestadística en la Universidad de California, en Davis, apuntó que "la mayoría de las mujeres embarazadas reciben un ultrasonido de rutina para monitorizar el crecimiento del feto, y eso no administra ninguna radiación ionizante".

Pero, añadió, "ocasionalmente, los médicos quizá deban usar imágenes avanzadas para detectar o descartar una afección médica grave en la madre embarazada, con la mayor frecuencia un embolismo pulmonar, un traumatismo o aneurisma cerebral, o apendicitis".

Otros tipos de imágenes médicas avanzadas son la radiografía, la angiografía/fluoroscopia y la medicina nuclear, todas las cuales implican radiación ionizante, y las imágenes de resonancia magnética (IRM), que no implican esa radiación.

Otro estudio examina las dosis de radiación a las que se exponen los pacientes durante las imágenes médicas y los vínculos posibles entre las imágenes y el riesgo de cáncer pediátrico.

La Dra. Rebecca Smith-Bindman, autora sénior del estudio, comentó que "siempre, pero sobre todo si está embarazada, debe preguntar al médico si de verdad es médicamente necesario someterse a una prueba de imagen que implique a la radiación ionizante". Smith-Bindman es profesora de radiología en la Universidad de California, en San Francisco.

"Si se necesitan imágenes avanzadas, pregunte al médico si puede someterse a otra prueba de imagen que no implique la exposición a la radiación ionizante, como la IRM o el ultrasonido", aconsejó.

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. y el Ministerio de Salud de Ontario proveyeron la financiación del estudio.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre la radiación y el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Kaiser Permanente, news release, July 24, 2019

--

Last Updated: