Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

¿Los teléfonos inteligentes podrían dificultar incluso más el tratamiento de las migrañas?

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 4 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Si tiene unos terribles dolores de cabeza y pasa mucho tiempo con su teléfono inteligente, un nuevo estudio sugiere que quizá deba soltar el teléfono siempre que pueda.

Los investigadores encontraron que las personas que usan sus teléfonos inteligentes con frecuencia y tienen dolores de cabeza o migrañas también tienden a tomar más fármacos que las que sufren de dolores de cabeza pero no tienen teléfonos inteligentes.

Por supuesto, este estudio no puede probar que los teléfonos inteligentes empeoren los dolores de cabeza, solo que tal vez sea así, señalaron los investigadores. Y una experta en el dolor de cabeza dijo que el estudio plantea más preguntas de las que contesta.

"Aunque la causa de la asociación entre el dolor de cabeza y el uso de los teléfonos inteligentes no está clara, este estudio encuentra una asociación en el uso de los teléfonos inteligentes de los pacientes con dolor de cabeza en términos de un mayor número de pastillas y menos alivio con los analgésicos", comentó la investigadora principal, la Dra. Deepti Vibha. Vibha es profesora asociada del departamento de neurología del Instituto All India de Ciencias Médicas en Nueva Delhi, India.

El informe se publicó en la edición en línea del 4 de marzo de la revista Neurology Clinical Practice.

La Dra. Heidi Moawad, del departamento de educación médica de la Universidad de Case Western Reserve, en Cleveland, fue coautora de un editorial publicado junto con el nuevo informe. Indicó que "estos resultados plantean un tema importante, porque las personas dependen tanto de sus dispositivos móviles".

Los hallazgos podrían hacer que algunas personas intenten reducir su uso de los teléfonos inteligentes, pero esto puede ser poco realista para muchas personas, incluso las que sufren de dolores de cabeza, aseguró Moawad.

"Es probable que los dispositivos se modifiquen para que puedan ofrecer la misma comodidad sin provocar problemas como los dolores de cabeza, la tensión ocular o el dolor de cuello. Quién sabe, tal vez la tecnología incluso se modifique de formas que ayuden a mejorar esos problemas", añadió Moawad.

En el estudio, Vibha y sus colaboradores recolectaron los datos de 400 personas con varios tipos de dolor de cabeza, entre ellos migrañas y cefaleas tensionales. Se preguntó a los participantes sobre su uso de teléfonos inteligentes, los dolores de cabeza y los medicamentos. En total, 206 usaban teléfonos inteligentes.

En comparación con los que no usaban teléfonos inteligentes, las personas que usaban los dispositivos fueron más propensas a tomar analgésicos para los dolores de cabeza (un 81 y un 96 por ciento, respectivamente), y los usuarios de teléfonos inteligentes tomaban en promedio ocho pastillas al mes, en comparación con cinco pastillas entre los que no usaban los teléfonos inteligentes.

Además, un 84 por ciento de los usuarios de teléfonos inteligentes dijeron que encontraban un alivio para su dolor de cabeza, en comparación con un 94 por ciento de los que no eran usuarios.

No se observaron diferencias entre los usuarios y los no usuarios en la frecuencia de los dolores de cabeza, su duración ni su gravedad, anotaron los autores del estudio.

Una limitación del estudio es que los datos fueron reportados por los participantes, de forma que los errores de memoria podrían sesgar a los datos, apuntaron los investigadores.

Un experto en el dolor de cabeza que no participó en la investigación enfatizó que este estudio dista mucho de ser concluyente.

"En muy poco tiempo, los teléfonos celulares se han hecho extremadamente comunes, con una alta tasa de uso no solo para hablar, sino para comprar, leer el correo, escuchar música y ver medios de comunicación", indicó el Dr. Noah Rosen, director del Centro del Dolor de Cabeza de Northwell Health en Great Neck, Nueva York.

Con una creciente tasa de uso, es importante considerar las implicaciones, desde el riesgo de síndrome del túnel carpiano hasta los tumores cerebrales, anotó.

Pero este estudio es muy especulativo, dijo Rosen. Muchos factores pueden influir en el dolor de cabeza y la migraña, y el acceso a la atención (por ejemplo, las diferencias en el nivel educativo y el estatus socioeconómico) no se tomaron en cuenta.

"Sin controlar del todo esos temas, este trabajo nos deja con más preguntas", añadió Rosen. "Sí nos enseña a ser conscientes de las cosas que usamos todos los días y cómo podrían afectarnos".

Más información

Para más información sobre los dolores de cabeza, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Deepti Vibha, M.D., associate professor, department of neurology, All India Institute of Medical Sciences, New Delhi, India; Noah Rosen, M.D., director, Northwell Health Headache Center, Great Neck, N.Y.; Heidi Moawad, M.D., department of medical education, Case Western Reserve University, Cleveland, Ohio; March 4, 2020, Neurology Clinical Practice, online

Last Updated: