Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La molestia de los campamentos de verano: los smartphones, no los insectos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

SÁBADO, 19 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Junto con las linternas, los sacos de dormir y el repelente de insectos, muchos niños llevarán un smartphone a este campamento de verano.

Pero esto podría arruinar su experiencia en el campamento, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores entrevistaron a 620 directores, enfermeros y otros miembros del personal de campamento en 331 campamentos de Estados Unidos y Canadá. Muchos dijeron que los campistas estaban tan centrados en sus teléfonos celulares que no se implicaban del todo en las actividades del campamento.

Los niños hablaban con sus padres demasiado a menudo, según el estudio. Algunos padres se llevaron a su hijo pronto después de un recibir una llamada suya cuando estaba enojado sin que el personal del campamento supiera que había algún problema.

Los smartphones también se asociaron con el hecho de que los niños alborotaran durante la instrucción, con el ciberacoso y con que se durmieran tarde, dijeron los investigadores.

"Los campamentos de verano representan una oportunidad única para el desarrollo social y emocional al permitir a los niños separarse de su entorno familiar y de compañeros habitual, y aprender nuevas habilidades o pasar tiempo en exteriores", dijo la autora principal del estudio, la Dra. Ashley DeHudy.

"Los padres deberían imaginar el tipo de experiencia de campamento que esperan que su hijo tenga, y encontrar un campamento con una cultura y misión que se le parezca", aconsejó DeHudy, pediatra en el Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad de Michigan.

"Si usted quiere que su hijo tenga una experiencia desconectada de los medios sociales, busque campamentos con políticas que encajen con eso para establecer la experiencia rústica que usted busca", planteó DeHudy en un comunicado de prensa de la universidad.

Para algunos campistas, el teléfono ocupa el lugar central. "Están más preocupados por el teléfono celular que por la hiedra venenosa que están a punto de pisar", escribió un participante en la encuesta.

En otro giro de los acontecimientos, los niños eran reacios a participar en los espectáculos de talento u otras actividades porque tenían miedo a que se publicara algún video embarazoso en los medios sociales.

Pero los teléfonos celulares del campamento no son necesariamente algo del todo malo, dijeron los investigadores.

"Si su hijo va a un campamento de tecnología o ciencias (STEM), entonces quizá esté más cómodo con menos restricciones sobre el uso de los dispositivos", indicó DeHudy. "A medida que las familias determinan los objetivos generales que tienen para sus hijos, investigar por adelantado les ayudará a lograrlos".

El estudio se presentó hace poco en la reunión de las Sociedades Académicas de Pediatría (Pediatric Academic Societies), en Toronto, Canadá. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre los niños y los medios sociales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of Michigan, news release, May 8, 2018

--

Last Updated: