Terapia de transferencia genética alivia los síntomas de Parkinson

Un estudio encuentra que el movimiento mejoró después del tratamiento para detener la muerte de las neuronas productoras de dopamina

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 16 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Un nuevo tipo de tratamiento de terapia genética para la enfermedad de Parkinson se muestra promisorio, según un estudio reciente de los EE.UU.

El estudio de fase I llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en San Francisco y del Centro médico Rush-Presbiteriano en Chicago, en conjunto con Ceregen Inc., de San Diego, usó un método llamado transferencia genética para administrar un factor de crecimiento a los cerebros de 12 pacientes enfermedad de Parkinson.

Las investigaciones anteriores han encontrado que ciertos factores de crecimiento pueden retrasar o detener la muerte de las células cerebrales productoras de dopamina. Una falta de dopamina causa síntomas de Parkinson como temblores, rigidez de las extremidades, movimiento lento y problemas con el equilibrio y la coordinación.

En este estudio, los investigadores usaron un virus modificado (virus adeno asociado o VAA) para administrar el gen de factor de crecimiento neurturín en las neuronas objetivo. El virus modificado no puede reproducirse ni dañarlas. Los estudios de laboratorio han demostrado que el neurturín ayuda a prolongar la supervivencia de las células que producen dopamina.

Los investigadores usaron inyecciones con agujas múltiples para administrar el VAA-neurturín a través de pequeñas aperturas en el cráneo y directamente al estriato, la parte del cerebro más deficiente en dopamina. En la mitad de los pacientes se evaluó una dosis más baja y en la otra mitad una más alta.

En nueve de los 12 pacientes para los que había datos disponibles sobre resultados a un año, hubo una mejora del 38 por ciento en el movimiento. No hubo efectos adversos importantes con ninguna de las dosis de VAA-neurturín. Los hallazgos justifican un estudio fase II de mayor tamaño, según los investigadores.

Los hallazgos serán presentados el lunes en la reunión anual de la American Association of Neurological Surgeon, en Washington, D.C.

Más información

La National Parkinson Foundation tiene más información sobre las opciones de tratamiento para la enfermedad de Parkinson.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: American Association of Neurological Surgeons, news release, April 16, 2007

--

Last Updated: