El SIDA podría datar de un antiguo tigre

Investigadores encuentran señales de ADN felino en el virus

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

DOMINGO, 6 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Se podrían encontrar raíces tempranas del virus que causa el SIDA en un tigre que vivió hace miles o millones de años, según sugiere una investigación reciente.

Parece que el virus se apropió de un poco del material genético del tigre, aseguran los científicos, y una porción del felino permanece en el virus hasta hoy día. De hecho, el tigre podría haber mordido a un mono y haber desencadenado una evolución del virus que con el tiempo llevó a su infección en humanos.

Los expertos apuntan que el hallazgo no conllevará ningún avance inmediato en el tratamiento contra el SIDA. Pero sí provee más conocimiento sobre la manera en que el virus funciona.

"A menos que realmente se comprenda la manera en que los virus funcionan, los procesos químicos paso a paso, en realidad no se puede diseñar racionalmente una nueva terapia inteligente que pueda ser eficaz contra el virus", explicó el coautor del estudio, Robert Bambara, presidente el departamento de bioquímica y biofísica de la Universidad de Rochester.

Bambara y colegas realizaron su descubrimiento mientras intentaban averiguar cómo el VIH, el virus que causa el SIDA, secuestra a las células y las usa para reproducirse. Descubrieron un gen en el virus que podría provenir de un antiguo tigre que fue infectado.

"Es algo raro e inusual que el virus en realidad tome algo de la maquinaria de la célula que infectó", comentó Bambara.

Parece que ese poco de maquinaria nunca desapareció.

Los investigadores sugieren que el VIH podría ser un virus felino antes de atacar a monos y humanos. Tal vez un tigre mordió a un mono y transfirió el virus de esa manera, aunque podría haber existido otra vía de transmisión, apuntó Bambara.

Lo próximo que los investigadores esperan determinar es si un primo del virus humano del SIDA en monos, conocido como virus de inmunodeficiencia en simios (VIS), evolucionó para tener o no el gen del tigre, apuntó Bambara.

Si existe una relación entre la presencia del gen y la potencia del virus, podría resultar útil para que los científicos intenten descubrir maneras de tratar mejor a los humanos, señaló.

Sin embargo, "es importante anotar que esta investigación básica no tendrá ningún beneficio directo inmediato para los que sufren de VIH", apuntó Matthew E. Portnoy, director de programa de la división de genética y biología del desarrollo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales.

"Lo que esta investigación podría significar es que con muchos más años de investigación básica y clínica que siga estos hallazgos, es posible que se desarrollen nuevas terapias para el VIH", comentó.

Portnoy añadió que la investigación podría tener ramificaciones para comprender al virus de la gripe porcina, conocido como H1N1, que ha captado trocitos de material genético a medida que se ha desplazado por las especies.

El estudio aparece en la edición en línea del 6 de diciembre de la revista Nature Structural & Molecular Biology.

Más información

Para más información sobre el VIH, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Robert Bambara, Ph.D., chair, department of biochemistry and biophysics, University of Rochester, N.Y.; Matthew E. Portnoy, Ph.D., program director, division of genetics and developmental biology, National Institute of General Medical Sciences, National Institutes of Health, Bethesda, Md.; Dec. 6, 2009, Nature Structural & Molecular Biology, online

Last Updated: