Click Here for HealthDay's Coronavirus Liveblog

El control de la voz requiere tiempo para desarrollarse luego del implante coclear

Aún así, investigadores hallan que puede haber complicaciones años después de la cirugía

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 18 de enero (HealthDay News/DrTango) -- Un estudio reciente halla que, aunque toma tiempo, los niños que reciben implantes coclear en ambos oídos aprenden gradualmente a controlar el volumen y el timbre de sus voces.

Los implantes coclear son dispositivos electrónicos que proporcionan sonidos para las personas sordas o que tienen dificultades auditivas.

"Aunque los implantes coclear no restablecen la percepción del sonido como lo experimenta una persona que puede escuchar normalmente, el implante le proporciona al usuario retroalimentación auditiva en cuanto al momento, la intensidad y la frecuencia del sonido. Estas señales de retroalimentación auditiva podrían ser críticas para la monitorización que el usuario pueda hacer de la producción del habla y para hacer ajustes inmediatos y determinados a su voz", escribieron la Dra. Theresa Holler y sus colegas del Hospital para Niños Enfermos de Toronto (Canadá).

Los investigadores realizaron evaluaciones de voz de 27 niños entre los 3 y los 15 que recibieron implantes coclear en ambos oídos. Se les comparó con niños que tenían audición normal.

Inicialmente, los niños que tenían implantes coclear tuvieron mal control de la frecuencia y la intensidad de sus voces, en comparación con los niños que tenían audición normal. Sin embargo, el control de la frecuencia de la voz mejoró con el tiempo a medida que los niños que tenían implantes coclear usaron sus audífonos y estuvieron más expuestos a los sonidos.

"Hasta donde sabemos, éste es el primer estudio en evaluar objetivamente los resultados acústicos de la voz de los niños que tienen implantes coclear bilaterales y en informar sobre la influencia del tiempo y el sonido generales sobre los parámetros acústicos", escribieron los investigadores.

"Las terapias dirigidas para el habla que ayudan a los niños que usan implantes coclear a monitorizar y modificar la frecuencia y la intensidad de su voz podrían ser útiles en este contexto", concluyeron. "Se planea trabajo futuro para desarrollar y evaluar herramientas terapéuticas que se dirijan específicamente a aquellas áreas de los receptores de implantes, con el objetivo de minimizar o eliminar estas anormalidades de la voz".

El estudio aparece en la edición de enero de la revista Archives of Otolaryngology - Head & Neck Surgery.

Otro artículo de la misma edición de la revista relacionó los traumas en el área del oído y la malformación del oído interno con algunas complicaciones que tienen lugar en los niños que reciben implantes coclear.

En el estudio participaron 434 niños de Francia a los que se dio seguimiento por un promedio de 5.5 años luego del implante. Las complicaciones se clasificaron como precoces (dentro de los ocho días siguientes a la cirugía) o retrasadas (más de ocho días después), y menores o mayores (si necesitaban readmisión hospitalaria u hospitalización prolongada).

De los pacientes, 43 (el 9.9 por ciento) experimentaron complicaciones, como 28 con complicaciones retrasadas, en promedio durante 2.2 años. De estos 43 pacientes, 13 (30.2 por ciento) necesitaron reimplantación.

El estudio también halló que 24 pacientes (5.5 por ciento) presentaron complicaciones mayores, como infecciones graves (15 casos), desplazamiento del imán del implante coclear (3 casos), meningitis (2 casos), quiste cutáneo del oído medio (2 casos), pérdida de líquido cefalorraquídeo (un caso) y mala colocación del electrodo del implante (un caso).

Además, 19 pacientes (4.4 por ciento) experimentaron complicaciones menores, como vértigo (9 pacientes), infecciones del tejido blando (5 pacientes), inflamación persistente del oído medio (4 pacientes) y parálisis facial (1 paciente).

"El trauma del área del hueso mastoideo (detrás del oído) (14 pacientes) y las malformaciones del oído medio (51) se correlacionaron intensamente con complicaciones retardadas mayores y complicaciones precoces menores, respectivamente. La edad reducida en el momento del implante no se correlacionó con ningún tipo de complicación", escribieron la Dra. Natalie Loundon y sus colegas.

Aseguraron que los resultados señalan que las complicaciones relacionadas con los implantes coclear no son fuera de lo común y pueden aparecer años más tarde, lo que "resalta la necesidad de seguimiento médico prolongado en esta población y la importancia de proporcionar información continuamente a los pacientes y a sus familias".

Más información

La Administración de Drogas y Alimentos tiene más información sobre los implantes coclear.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTE: JAMA/Archives journals, news release, Jan. 18, 2010

--

Last Updated: