¿Las IRM valen la pena para las supervivientes al cáncer de mama?

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 4 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Las IRM de los senos son una buena forma de detectar tumores pequeños, pero no está claro qué tanto benefician a las mujeres con antecedentes de cáncer de mama, encuentra un estudio reciente.

Ahora mismo, los expertos recomiendan que las supervivientes al cáncer de mama se sometan a mamografías anuales para ayudar a detectar cualquier recurrencia pronto. Una duda no resuelta es si añadir una IRM de los senos a esa evaluación es beneficioso.

En el nuevo estudio, los investigadores encontraron que cuando los supervivientes se sometieron a la detección con IRM, tendía a detectar más tumores, en comparación con la mamografía anual sola. Pero también multiplicó por más de dos la cantidad de biopsias que las mujeres necesitaban, muchas de las cuales resultaron ser benignas.

Los expertos apuntaron que esto deja a las mujeres con una decisión por tomar.

"En lugar de decidir por las mujeres que los riesgos de cualquier examen superan a los beneficios, necesitamos ser claros y abiertos sobre exactamente cuáles son esos riesgos y beneficios, y permitirles que decidan qué es lo más importante para ellas", planteó la Dra. Mary Newell, radióloga en el Instituto Oncológico Winship de la Universidad de Emori, en Atlanta.

Newell es autora de un editorial que se publicó junto con el estudio en la edición en línea del 4 de junio de la revista Radiology.

Las IRM del seno pueden detectar algunos tumores que las mamografías estándar no ven, pero también es más probable que detecten algo que resulte ser benigno, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS).

Debido a esto, la IRM se reserva para las mujeres con un riesgo alto de cáncer de mama. (La mujer promedio de EE. UU. tiene un riesgo de alrededor de un 12 por ciento). Actualmente, la ACS recomienda IRM, junto con mamografías anuales, cuando las mujeres tienen un riesgo de cáncer de mama de por vida de alrededor de un 20 por ciento o más.

Ese grupo incluye a las mujeres que portan ciertas mutaciones genéticas heredadas, o que tienen unos antecedentes familiares de cáncer de mama particularmente potentes.

Pero no incluye a las mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama.

Esto se debe a que en el momento en que se realizaron las recomendaciones (en 2007), "simplemente no había ningún estudio bueno del cual sacar conclusiones", dijo Robert Smith, vicepresidente de detección del cáncer de la ACS.

Incluso ahora, indicó, hay pocas evidencias a partir de investigaciones.

El nuevo estudio es el más grande y completo que ha observado el tema hasta ahora, según la investigadora principal, Karen Wernli, del Instituto de Investigación en Salud de Kaiser Permanente de Washington, en Seattle.

Wernli y sus colaboradores revisaron información de más de 13,000 supervivientes al cáncer de mama que fueron evaluadas de cáncer en varios centros en Estados Unidos. En conjunto, habían recibido casi 34,000 mamografías y unas 2,500 IRM entre 2005 y 2012.

En general, las IRM detectaron más tumores, con una tasa de 11 por cada 1,000 exámenes, en comparación con 8 por cada 1,000 con la mamografía sola. Pero para alcanzar esa tasa, el grupo de IRM tuvo que someterse a más biopsias: un 10 por ciento de esas pruebas de detección condujeron a una biopsia, en comparación con un 4 por ciento de las mamografías.

Y aunque las IRM detectaron más tumores iniciales, no está claro cuál es el beneficio final. La tasa de cánceres de "intervalo" (los que se diagnostican en el año entre las pruebas de detección) fue la misma en los grupo de solo mamografía e IRM.

Según Wernli, eso sugiere que la mamografía tuvo más o menos el mismo rendimiento que la IRM en la detección de los tumores que eran "clínicamente importantes", es decir, tumores pequeños que progresarían lo suficiente como para producir síntomas (por ejemplo, un bulto) en el año posterior.

Wernli apuntó al impacto potencial más amplio del uso de la detección mediante IRM en todas las mujeres con antecedentes de cáncer de mama. Si toda mujer de EE. UU. diagnosticada con un cáncer de mama no avanzado en 2018 se sometiera a una IRM, habría más de 14,000 biopsias adicionales.

Pero ese tipo de cifra quizá no signifique mucho para la paciente individual, apuntó Newell. Dijo que si una mujer tiene mucha ansiedad respecto a una recurrencia del cáncer, por ejemplo, quizá opine que las probabilidades más altas de necesitar una biopsia valen la pena.

En esencia, la decisión conlleva que las mujeres hablen sobre las ventajas y desventajas de la detección con IRM con el médico, dijeron los expertos.

También se mostraron de acuerdo en que se necesita más investigación para averiguar si la detección con IRM beneficia más a ciertas supervivientes a un cáncer de mama que a otras.

Smith apuntó a algunos ejemplos. Quizá las mujeres con un tejido mamario denso, que puede hacer que interpretar una mamografía resulte más difícil, se beneficien más de añadir una IRM. Lo mismo podría suceder con las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama.

Pero se necesitan estudios para averiguarlo, señaló Smith.

También hay aspectos prácticos. La IRM del seno cuesta sustancialmente más que una mamografía, y la ACS aconseja a las mujeres que consulten primero si su plan de seguro la cubre.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre la IRM del seno.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Karen Wernli, Ph.D., associate investigator, Kaiser Permanente Washington Health Research Institute, Seattle; Mary Newell, M.D., assistant director, division of breast imaging, Winship Cancer Institute of Emory University, Atlanta; Robert Smith, Ph.D., vice-president, cancer screening, American Cancer Society, Atlanta; June 4, 2019, Radiology, online

Last Updated: