Compradores, tengan cuidado: muchas clínicas de células madre carecen de médicos entrenados en los tratamientos

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 25 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Hay muchas probabilidades de que el médico que lo trate en una clínica de células madre no cuente con ningún entrenamiento profesional relacionado con su enfermedad, informan unos investigadores.

Los anestesiólogos, dermatólogos, cirujanos plásticos, radiólogos y médicos de familia se encuentran entre una amplia variedad de médicos que supervisan los tratamientos para complejas enfermedades neurológicas y ortopédicas en las clínicas de células madre de EE. UU., encontró el estudio.

"Más o menos la mitad de las compañías que examinamos ofrecen tratamientos con células madre no comprobados para afecciones en que no tienen un médico que haya realizado la residencia y las becas de formación adecuadas para tratar esas afecciones", comentó el investigador principal, Zubin Master, profesor asociado de ética biomédica de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Las clínicas de células madre ya ofrecen tratamientos basados en evidencias médicas dudosas, señaló el coinvestigador Leigh Turner, profesor asociado en el Centro de Bioética de la Universidad de Minnesota.

El hecho de que los médicos responsables con frecuencia no estén calificados para tratar las enfermedades en cuestión empeora las cosas.

"Aunque las terapias que se están administrando tuvieran una base convincente de evidencias, los procedimientos están siendo realizados por individuos que no deberían estar realizando procedimientos de esos tipos", advirtió Turner. "Por ejemplo, no cuentan con el entrenamiento para tratar a personas con enfermedades neurológicas".

El nuevo estudio se publica en un momento en que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ha comenzado a tomar medidas contra las clínicas de células madre que parecen estar poniendo a los pacientes en riesgo.

A principios de mes, la FDA ganó una decisión judicial contra US Stem Cell Clinic LLC y US Stem Cell Inc. que prohíbe a la compañía que mercadee productos de células madre. La empresa había estado promoviendo a las células madre como tratamiento contra la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Lou Gehrig, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la enfermedad cardiaca y la fibrosis pulmonar.

"La FDA no ha aprobado ningún producto biológico fabricado por US Stem Cell Clinic para ningún uso", indicó la agencia en una declaración tras su victoria judicial.

Para ver qué tipos de médicos trabajan en esas clínicas, Master y sus colaboradores se enfocaron en 166 compañías ubicadas en California, Florida y Texas.

Reunieron la información de los empleados en los sitios web de las compañías, y entonces usaron datos de las licencias emitidas por las juntas médicas estatales para ver si el entrenamiento de los médicos se correspondía con lo que ofrecían en sus clínicas.

En nueve compañías no trabajaba ningún médico: en cinco todo el personal estaba compuesto por podólogos, en dos por naturópatas, en una por dentistas y en una por profesionales con unas cualificaciones que no estaban claras, encontraron los investigadores.

De las 157 compañías que contaban con un médico en el personal, apenas un 52 por ciento tenían a un médico con un entrenamiento formal que se correspondía con las afecciones que las clínica prometía tratar en su publicidad.

Las clínicas enfocadas en la ortopedia tenían más probabilidades de contar con un especialista ortopédico. Casi 4 de cada 5 de esas clínicas tenían a uno o más médicos con el entrenamiento especializado adecuado, encontraron los investigadores.

"Esto en realidad no es una defensa de esas empresas, porque el problema fundamental de esas empresas es que las evidencias reales de lo que hacen y lo que publicitan son mediocres", aclaró Turner.

Pero las clínicas que mercadeaban a las células madre para el tratamiento de otras enfermedades tenían muchas menos probabilidades de contar con un médico con el entrenamiento adecuado.

Apenas una de cada 5 clínicas que publicitaba a las células madre para enfermedades y lesiones no ortopédicas contaban con médicos que trabajaran dentro del ámbito de su entrenamiento, advirtieron los investigadores.

El estudio se publicó en la edición del 25 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

No se ha probado que las células madre sean efectivas, y en algunos casos las terapias han hecho daño a los pacientes, señaló Turner.

En un taller público de la FDA en 2016, los asistentes anotaron que un paciente quedó ciego debido a una inyección de células madre en el ojo. Otro paciente desarrolló un tumor en la columna después de una inyección de células madre en la médula espinal.

Los tratamientos ofrecidos por esas clínicas de células madre "podrían contener células madre, o no", comentó el Dr. George Muschler, director del Centro de Conservación de las Articulaciones de la Clínica Cleveland.

"De hecho, las células madre reales son parte de muy pocas de las terapias que se llaman actualmente 'terapias con células madre'", dijo Muschler. "Incluso cuando pudiera haber 'células madre', son las menos comunes de todas las células que se trasplantan, y quizá no tengan ningún impacto en el resultado. Las células que no son células madre son mucho más abundantes".

Aunque estos hallazgos sobre la profesionalidad son preocupantes, apuntan a otra forma en que se podría parar a las clínicas de células madre fraudulentas, planteó Alan Regenberg, director de respaldo de alcance e investigación del Instituto de Bioética Berman de Johns Hopkins.

"Las juntas médicas y las autoridades emisoras de licencias pueden responder y estudiar el uso de esas intervenciones, y quién las provee", dijo Regenberg. "Esto ofrece una ventaja que se puede usar para tomar medidas estrictas".

Es probable que esas clínicas sean muy lucrativas, pero no hay muchos datos disponibles sobre cuánto cobran, dijo Turner.

"Es como venderle un coche a alguien. Si puede lograr que gasten más de lo que gastarían, intentará que paguen la cantidad más alta", dijo Turner.

Según Muschler, el costo promedio de una inyección en la rodilla es de alrededor de 5,000 dólares, y los precios varía entre los 1,150 y los 12,000 dólares.

Turner dijo que los pacientes deben ser cautelosos respecto a las clínicas de células madre y las afirmaciones que realizan.

"Deben comprender que muchas empresas están dispuestas a aprovecharse de ellos y de sus problemas de salud, y a quedarse con su dinero sin ofrecerles nada con un beneficio real", añadió Turner.

Más información

La Sociedad Internacional para la Investigación con Células Madre (International Society for Stem Cell Research) ofrece más información sobre las terapias con células madre para los pacientes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Zubin Master, Ph.D., associate professor, biomedical ethics, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Leigh Turner, Ph.D., associate professor, University of Minnesota Center for Bioethics; George Muschler, M.D., director, Joint Preservation Center, Cleveland Clinic; Alan Regenberg, M.B.E., director, outreach and research support, Johns Hopkins Berman Institute of Bioethics, Baltimore; June 25, 2019, Journal of the American Medical Association

Last Updated: