Más advertencias para los consumidores sobre las clínicas de células madre, que no están reguladas

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 1 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Las personas que reciben tratamiento en una clínica de células madre podrían estar gastando su dinero en lo que equivale a una estafa, advierte un estudio reciente.

Los médicos que administran las células madre podrían no tener ninguna experiencia en la afección que intentan tratar, y las células en sí podrían derivarse de fuentes cuestionables o desacreditadas... si es que el tratamiento contiene alguna célula madre.

"Los tratamientos con células madre ofrecidos por esas clínicas no han pasado por el proceso de aprobación [de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.], de forma que su seguridad y su eficacia no se han evaluado ni documentado de manera sistemática. Es una situación sobre la que hay que advertir al consumidor", señaló la investigadora principal, Emma Frow, profesora asistente de ingeniería en sistemas biológicos y de la salud de la Universidad Estatal de Arizona, en Tempe.

"Además, usualmente las compañías de seguro no reembolsan esos tratamientos, de forma que los consumidores tienen que pagarlos de su bolsillo", dijo.

Los tratamientos dudosos con células madre pueden resultar peligrosos. Tres personas han quedado ciegas por unas inyecciones de células madre que buscaban tratar su degeneración macular, apuntó Frow, mientras que otros casos han planteado una preocupación por el cáncer.

En noviembre, la FDA envió una carta de advertencia a Genetech, con sede en San Diego, después de que una docena de pacientes de tres estados fueran hospitalizados con infecciones bacterianas graves tras recibir inyecciones de sangre de cordón umbilical que supuestamente contenía células madre. Los productos estaban contaminados con E. coli y otras bacterias peligrosas.

Una variedad de afecciones… y de trabajadores

Frow y sus colaboradores identificaron a 169 clínicas de células madre en la parte sudoeste de Estados Unidos. Catalogaron los tratamientos que se ofrecían y el personal médico de cada centro.

Alrededor de una cuarta parte de las clínicas se enfocaban solo en tratamientos con células madre.

"En el otro 75 por ciento, los tratamientos con células madre son una de algunas o varias distintas opciones posibles de tratamiento en la clínica; por ejemplo, una clínica de medicina deportiva que ofrece células madre como una de toda una variedad de distintas opciones de tratamiento para las lesiones deportivas", indicó Frow.

El estudio mostró que las clínicas de células madre son manejadas por una amplia variedad de trabajadores de atención de la salud.

Casi tres cuartas partes de los empleados en las clínicas que se enfocan exclusivamente en las células madre son médicos, con un grado de M.D. o de D.O., apuntaron los investigadores.

Encontraron que un 14 por ciento de los empleados eran quiroprácticos o naturópatas, un 7 por ciento tenían algún otro título médico, un 5 por ciento contaban con un postgrado, y un 2 por ciento tenían títulos no especificados.

Pero incluso los médicos totalmente acreditados quizá no sean especialistas en las afecciones que sus clínicas prometen tratar, advirtieron los investigadores.

"Los especialistas en ortopedia y medicina del deporte son más propensos a restringir los tratamientos con células madre a las afecciones relacionadas con sus especialidades médicas, mientras que los proveedores de atención con especialidades en medicina cosmética o alternativa son más propensos a tratar una variedad mucho más amplia de afecciones con células madre", dijo Frow.

Los proveedores que administraban células madre tenían una amplia variedad de especialidades, como la práctica familiar, la medicina interna, la anestesiología, la cirugía general, la cirugía cosmética, la dermatología, la medicina del deporte, la acupuntura y la medicina herbal.

El tejido graso era la fuente declarada de células madre en casi dos tercios de las clínicas, según el estudio. Las células madre derivadas de la grasa se usaban para tratar una amplia variedad de enfermedades, entre ellas trastornos neurodegenerativos, problemas cardiacos, afecciones gastrointestinales, diabetes y distrofia muscular.

Los tratamientos derivados del tejido graso podrían necesitar la aprobación de la FDA, que no ha concedido ninguna, apuntaron los investigadores.

"La mayoría de las empresas que reseñamos probablemente no estén ofreciendo tratamientos que consistan en preparaciones puras de células madre", dijo Frow. "Usualmente, las clínicas no publicaban demasiada información en sus sitios web, pero los métodos típicos que mencionan para extraer y preparar los tipos más comunes de tratamientos que ofrecen no resultan en preparaciones puras de células madre".

Tenga cuidado con las afirmaciones sobre 'panaceas'

Si le interesa la terapia con células madre, evite las clínicas que promueven los tratamientos como un medicamento milagroso, aconsejaron los expertos.

"Si ve que una empresa mercadea tratamientos con células madre para 30, 40 o 50 enfermedades, es algo dudoso", comentó Leigh Turner, profesor asociado en el Centro de Bioética de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis. "Si ve a alguien que hace años que practica como cirujano cosmético que afirma que trata la ELA o las lesiones de la médula espinal, es muy poco probable que tengan algo significativo que ofrecer".

Frow ofreció una serie de preguntas que las personas que estén pensando en el tratamiento con células madre pueden hacer:

  • ¿La clínica ofrece tratar con células madre cuántas afecciones distintas?
  • ¿La clínica participa en un ensayo clínico formal y registrado que usa células madre para tratar su afección en específico? (Si es así, usted no debería tener que pagar el tratamiento de su bolsillo).
  • ¿La experiencia médica del médico encaja bien con la afección específica para la cual usted busca tratamiento?

Lamentablemente, las clínicas de células madre utilizan un mercadeo atractivo que presenta testimonios personales dirigidos a personas desesperadas que sufren de afecciones crónicas e incurables, advirtió Turner, que no participó en el estudio.

"Las personas desesperadas o los familiares de alguien que está enfermo o lesionado buscan el mensaje de que hay tratamientos disponibles", dijo.

La FDA ha dicho durante años que planea implicarse activamente en la regulación de las clínicas de células madre, pero Turner no se aferra a la esperanza.

"Cuando se piensa en los cientos de empresas que funcionan en Estados Unidos, uno se pregunta si en realidad algún día ese mercado estará bajo un control regulador significativo", añadió. "He pasado mucho tiempo estudiándolo, y no estoy seguro de que ese día vaya a llegar".

El nuevo estudio se publicó en la edición del 13 de agosto de la revista Stem Cell Reports.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ofrece más información sobre las terapias con células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Emma Frow, Ph.D., assistant professor, biological and health systems engineering, Arizona State University, Tempe; Leigh Turner, Ph.D., associate professor, University of Minnesota Center for Bioethics, Minneapolis; Stem Cell Reports, Aug. 1, 2019

Last Updated: