El consumo de alcohol podría empeorar la pérdida auditiva durante los conciertos ruidosos

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 19 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Se sabe que la música con muchos decibeles en los escenarios de los grandes conciertos provoca una pérdida auditiva a corto plazo. Pero una nueva investigación sugiere que consumir alcohol no ayuda, y que los espectadores borrachos en realidad se acercan a los altavoces.

El estudio de 51 espectadores jóvenes en un festival de música al aire libre en los Países Bajos encontró que "cuando los participantes consumían más alcohol, exhibían una conducta más peligrosa" vinculada con la pérdida auditiva.

La pérdida auditiva tras el concierto, además del tinnitus o "zumbido en el oído", por lo general se solucionó, anotaron los investigadores. Pero las tasas de pérdida auditiva a más largo plazo están en aumento, advirtieron.

"En las dos últimas décadas, la prevalencia de la pérdida auditiva en los jóvenes ha aumentado, debido en parte a la creciente popularidad de ir a conciertos, clubes y festivales de música", dijeron unos investigadores holandeses dirigidos por la Dra. Veronique Kraaijenga, del Centro Médico de la Universidad de Utrecht.

Pero el estudio también encontró una forma fácil de reducir el peligro: si los asistentes usaran tapones para los oídos que redujeran el nivel de decibeles, podrían seguir disfrutando de la música sin hacerse daño en los oídos.

Un especialista en la audición de EE. UU. se mostró de acuerdo con ese sano consejo.

"Me gusta ir a conciertos, y el estudio ha aumentado mi concienciación y mi atención sobre el uso de los tapones de oído, e incluso de dar otros tapones a la gente que tengo cerca", aseguró el Dr. David Hiltzik, director de cirugía de cabeza y cuello en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

Cree que los "tapones para los oídos son tan necesarios como el ticket para ir a cualquier evento de música en vivo, como muestra este estudio bien realizado".

En la nueva investigación, el grupo de Kraaijenga comparó la audición tras un concierto de 51 personas que fueron a un concierto al aire libre que duró más de cuatro horas. Durante el espectáculo, 25 usaron tapones para los oídos y los demás no.

Los investigadores reportaron un nivel mucho más alto de pérdida auditiva y tinnitus pasajeros entre los que no usaron tapones que entre los que sí los usaron. Los hombres parecieron ser más afectados que las mujeres, una tendencia que se ha observado en otros estudios.

El consumo de alcohol y de drogas también pareció aumentar el riesgo, señalaron los investigadores. Los asistentes bebieron en promedio cuatro bebidas durante el concierto, y mientras más se emborracharon, más probable es que se acercaran a los altavoces de muchos decibeles.

Quizá haya otros vínculos entre el alcohol y la pérdida auditiva. Según los investigadores, un estudio realizado en los 70 encontró que "el alcohol reduce la acción protectora del reflejo acústico en personas con una audición normal".

Once de los participantes del estudio también reportaron un consumo de drogas en el concierto, y los investigadores anotaron que los estudios también han vinculado las drogas de "rave" populares como el MDMA y la cocaína con problemas de audición.

El Dr. Darius Kohan es director de otología y neurootología en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Anotó que aunque se han realizado muchos estudios basados en el laboratorio sobre la pérdida auditiva, "los estudios en ambientes de la 'vida real' han sido limitados".

Kohan también considera que muchos jóvenes que van a conciertos podrían rechazar el uso de tapones para los oídos con mucha facilidad.

"Sorprendentemente, los datos [del estudio holandés] indicaron que los sujetos que usaron tapones para protegerse del ruido en realidad disfrutaron más de la música que sus pares", aseguró Kohan.

"Se debería fomentar una mayor concienciación sobre los beneficios de una protección auditiva fácilmente disponible con los tapones en los ambientes ruidosos", añadió.

El estudio aparece en la edición del 19 de abril de la revista JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

Más información

Para más información sobre la pérdida auditiva, visite el Instituto Nacional sobre la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Darius Kohan, M.D., director, otology/neurotology, Lenox Hill Hospital, and Manhattan Eye, Ear, and Throat Hospital, New York City; David Hiltzik, M.D., director, head and neck surgery, Staten Island University Hospital, New York City; April 19, 2018, JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery

Last Updated: