Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La alergia a la penicilina es menos común de lo que se pensaba, según un estudio

In English

LUNES, 25 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Millones de estadounidenses creen que son alérgicos a la penicilina, pero no lo son, revela un estudio reciente.

Esa creencia errónea añade millones de dólares a los costos de atención de la salud y resulta en efectos secundarios innecesarios por unos antibióticos más potentes, señalan los investigadores. También fomenta el peligro de crear bacterias resistentes a los antibióticos, advierten.

Christopher Bland, profesor clínico asociado del Colegio de Farmacia de la Universidad de Georgia, en Atlanta, dijo que un estimado de 30 millones de estadounidenses creen que son alérgicos a este medicamento, que salva vidas, y que no es así.

Un sencillo cuestionario o una prueba cutánea de penicilina podía ayudar a determinar si una persona es alérgica o no, comentó.

"En muchos casos, no tenemos que ir más allá del cuestionario", indicó Bland en un comunicado de prensa.

"Encontramos que lo que la mayoría de esos pacientes piensan que es una reacción alérgica es en realidad solo un efecto secundario que quizá ocurrió una vez y que podría nunca volver a ocurrir", añadió. "Los pacientes nos dicen que se marearon o que tuvieron náuseas tras tomar penicilina hace años, o que su padre era alérgico a la penicilina, así que pensaban que también eran alérgicos".

E incluso los que tuvieron una vez una reacción alérgica al fármaco podrían no correr peligro, añadió Bland. Tras cinco años, un 50 por ciento de los que eran alérgicos a la penicilina ya no lo son, y esa cifra aumenta a un 80 por ciento después de 10 años.

"Logramos reducir el número de los que piensan que tienen una alergia a la penicilina en un 20 por ciento, de inmediato, simplemente administrándoles el cuestionario", dijo Bland.

A otros pacientes se les puede administrar una prueba de alergia a la penicilina, y actualizar sus expedientes médicos si es necesario, apuntó.

En una edición reciente de la revista Open Forum Infectious Diseases, Bland y su equipo reportaron que cuando la prueba fue realizada por enfermeros entrenados, se descubrió que 98 de cada 100 pacientes cuyos expedientes médicos mencionaban una alergia a la penicilina no eran alérgicos al antibiótico.

La penicilina con frecuencia es igual de efectiva que medicamentos más potentes, y es mucho menos cara. Según el estudio, hubo unos ahorros promedio de 350 dólares por paciente, incluyendo el costo de la prueba cutánea.

"Ahora mismo, nuestro equipo tiene una misión", enfatizó Bland. "Nuestra meta es que cada alergia a la penicilina se cuestione y se concilie, y que la mayoría se eliminen de los expedientes médicos, permitiendo a los pacientes obtener el mejor antibiótico para su infección en particular, que con frecuencia es la penicilina".

Más información

Para más información sobre la alergia a la penicilina, visite el Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergies, Asthma and Immunology).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of Georgia, news release, November 2019

--

Last Updated: