Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Las pruebas de alergia a la penicilina podrían reducir el riesgo de infección con 'súper gérmenes'

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES, 27 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Cuando se cree que una persona tiene alergia a la penicilina con frecuencia se le recetan antibióticos mucho más fuertes que pueden aumentar el riesgo de infecciones peligrosas, sugiere un estudio reciente.

Pero hacer las pruebas a las personas para asegurarse de que realmente son alérgicas a la penicilina podría reducir ese peligro, añadieron los investigadores.

"Sabemos que más del 95 por ciento de los pacientes con una indicación de alergia a la penicilina en su expediente médico al final se descubre que no son realmente alérgicos, si un alergólogo les hace la prueba", dijo la autora principal del estudio, la Dra. Kimberly Blumenthal, de la división de reumatología, alergia e inmunología del Hospital General de Massachusetts, de Boston.

En el estudio, Blumenthal y su equipo analizaron millones de expedientes médicos de atención primaria ambulatoria de ciudadanos británicos, para evaluar las tasas de infecciones con el SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina) y con la Clostridium difficile.

En comparación con los pacientes sin alergia a la penicilina, los que tenían unos expedientes médicos que indicaban una alergia a la penicilina tenían un riesgo un 69 por ciento más alto de tener el SARM y un riesgo un 26 por ciento más alto de tener la C. difficile.

El aumento del riesgo de ambas infecciones se mantuvo después de que los investigadores tuvieran en cuenta los factores de riesgo conocidos de las infecciones.

Más de la mitad del aumento del riesgo de infección con el SARM y el 35 por ciento del aumento del riesgo de infección con la C. difficile podría atribuirse a los antibióticos de amplio espectro que se recetan a las personas que se cree que son alérgicas a la penicilina, según los investigadores.

Explicaron que los antibióticos de amplio espectro se dirigen a un rango amplio de bacterias, pero pueden aumentar el riesgo de resistencia a los antibióticos y de infecciones peligrosas al matar las bacterias beneficiosas del tracto gastrointestinal.

"Nuestro estudio identifica las evaluaciones adecuadas de la alergia a la penicilina (que todavía se realizan a menos de un 1 por ciento de los pacientes con una alergia a la penicilina registrada) como un contribuyente esencial de los resultados importantes a nivel global de la administración de los antibióticos, lo que reduce la resistencia a los antibióticos y las infecciones asociadas a la atención de la salud", dijo Blumenthal en un comunicado de prensa del hospital.

"Tanto las infecciones con el SARM como con la C. difficile están aumentando los problemas de salud pública, son difíciles de tratar, y provocan el fallecimiento de miles de pacientes cada año", indicó.

"Ahora podemos ver un camino causal a partir del momento en que se etiqueta a los pacientes como teniendo alergia a la penicilina hasta el momento en que se les recetan antibióticos betalactámicos [de amplio espectro] alternativos, hasta una mayor incidencia de estas infecciones peligrosas y caras", dijo Blumenthal.

Añadió que el SARM y la C. difficile "cuestan cada uno a nuestro sistema de salud más de mil millones de dólares en costos directos cada año, así que el costo modesto de una evaluación de la alergia a la penicilina (unos 220 dólares por paciente) parece que merece mucho la pena".

El estudio aparece en la edición del 27 de junio de la revista BMJ.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, June 27, 2018

--

Last Updated: