Los antibióticos pueden causar problemas de azúcar que amenazan la vida de los pacientes de edad avanzada

A pesar de una nueva advertencia en la etiqueta, los investigadores consideran que Tequin no se debe recetar en absoluto

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES 1 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Los antibióticos pueden salvar vidas combatiendo las infecciones bacterianas, pero un reciente estudio halla que Tequin puede causar cambios en los niveles de azúcar en la sangre que pueden amenazar la vida, particularmente de los pacientes de edad avanzada.

La investigación canadiense, que aparecerá en la edición del 30 de marzo de The New England Journal of Medicine, será dada a conocer el miércoles por la advertencia del mes pasado sobre Tequin (gatifloxacina) realizada por el fabricante, Bristol-Myers Squibb. La recomendación del 16 de febrero fue emitida por solicitud de la U.S. Food and Drug Administration (FDA).

La advertencia, agregada a la etiqueta del medicamento y enviada a los médicos, menciona casos graves de hipoglicemia (baja azúcar en le sangre) e hiperglicemia (alta) en pacientes que recibieron el medicamento. El antibiótico se utiliza comúnmente para tratar la neumonía, la bronquitis, la gonorrea y las infecciones del tracto urinario, los riñones y la piel.

Desde 1999, cuando la FDA aprobó Tequin, ha habido casos de eventos potencialmente mortal en pacientes tratados con el medicamento. Aunque la mayoría era reversible, algunos resultaron fatales.

La nueva advertencia intensifica la existente acerca de la baja y alta azúcar en la sangre, agrega una contraindicación para el uso del medicamento en diabéticos e incluye información acerca de otros factores de riesgo para desarrollar hiperglicemia o hipoglicemia.

Sin embargo, Laura Y. Park-Wyllie del Instituto de ciencias evaluativas del Hospital San Miguel de Toronto y autor líder del nuevo estudio, no considera que la advertencia sea lo suficientemente contundente.

"Lo que tenemos aquí es un medicamento que se utiliza comúnmente y se relaciona con un problema médico potencialmente mortal", aseguró Park-Wyllie. "De lo que realmente se trata es de que contamos con varios antibióticos que tratan las mismas infecciones y no causan los mismos problemas".

"Los médicos deberían pensarlo muy bien y determinar si éste es el antibiótico que quieren utilizan, teniendo en cuenta que muchos otros no tienen los mismos problemas"; aseguró Park-Wyllie. "Si fuera conmigo, yo lo tomaría ni permitiría que un miembro de mi familia lo hiciera. Hay otras alternativas más seguras".

En el estudio, el equipo de Park-Wyllie comparó casos de hiperglicemia e hipoglicemia entre paciente mayores que tomaban Tequin y otros antibióticos. Los investigadores identificaron a 788 pacientes tratados por hipoglicemia dentro de los 30 días de la terapia con antibióticos.

En comparación con otros antibióticos, Tequien se relacionó con mayor riesgo de hipoglicemia. "Hubo un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar hipoglicemia con Tequin que con cualquier otro antibiótico", aseguró Park-Wyllie.

Los investigadores identificaron a 470 pacientes tratados por hiperglicemia dentro de los 30 días de la terapia con antibióticos. De nuevo, Tequin estaba sólidamente relacionado con la afección, en comparación con otros antibióticos. "Hubo un riesgo casi 17 veces superior con Tequin, en comparación con otros antibióticos", anotó.

"No parecía tener importancia que las personas tuvieran diabetes o no", aseguró Park-Wyllie. "Entonces, tanto las personas que tienen diabetes como las que no, parecían estar en riesgo de desarrollar estos problemas de azúcar".

"Esta no es la misma advertencia que salió, que se enfoca sólo en la diabetes", recalcó Park-Wyllie.

Un experto estuvo de acuerdo en que Tequin debería ser evitado.

"Estas advertencias no son efectivas, incluida la carta que recibí, para evitar errores al recetar en situaciones como esta", aseguró el Dr. Jerry H. Gurwitz, director ejecutivo del Instituto Meyers de cuidado primario de la Universidad de Massachusetts.

Gurwitz, autor de un editorial que acompaña el estudio, no considera que haya necesidad de Tequin.

"Existen alternativas a este medicamento", aseguró. "Dichas alternativas probablemente son más seguras, cuestan menos y son igualmente eficaces", dijo. "En circunstancias como este, uno se pregunta si realmente hace falta que exista un medicamento como este. ¿A quién le podría hacer falta este medicamento y todos los riesgos relacionados con él?"

A pesar de este hallazgo reciente, Bristol-Myers Squibb se encuentra detrás del medicamento y de la nueva etiqueta de advertencia. "El estudio coincide con el cambio en la etiqueta", aseguró el vocero de Bristol-Myers Squibb, Eric Miller.

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Laura Y. Park-Wyllie, Pharm.D., Institute for Clinical Evaluative Sciences, Department of Family and Community Medicine, St. Michael's Hospital, Toronto; Jerry H. Gurwitz, M.D., executive director, Meyers Primary Care Institute, and The Doctor John Meyers Professor of Primary Care Medicine, University of Massachusetts, Worcester; Eric Miller, spokesman, Bristol-Myers Squibb Co., New York City; March 30, 2006, The New England Journal of Medicine

Last Updated: