Los peligros que se ocultan en el polvo

In English

MARTES, 11 de diciembre de 2018 (HealthDay News) -- Un antibacteriano llamado triclosán es común en el polvo, y puede resultar en que las bacterias que habitan en el polvo se hagan resistentes a los antibióticos, informan unos investigadores.

"Hay una creencia común de que todo lo que hay en el polvo está muerto, pero en realidad no es así. Hay cosas vivas ahí", señalo la líder del estudio, Erica Hartmann, profesora asistente de ingeniería ambiental en la Universidad del Noroeste, en Chicago.

Los investigadores analizaron muestras de polvo de 42 centros deportivos en la región noroeste del Pacífico. En el polvo con las concentraciones más altas de triclosán, las bacterias eran más propensas a presentar cambios genéticos que indicaban resistencia a los antibióticos.

"Esos genes no codifican la resistencia al triclosán", explicó Hartmann en un comunicado de prensa de la universidad. "Codifican una resistencia a antibióticos médicamente relevantes".

El triclosán se usaba mucho en jabones y limpiadores antibacterianos hasta 2017, cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. prohibió esos usos debido a preocupaciones sobre una variedad de efectos secundarios peligrosos, entre ellos la alteración del sistema hormonal.

Pero el triclosán se sigue usando en algunas pastas dentales y varios productos más, dijeron los investigadores.

"Hay muchos productos con triclosán que no están etiquetados porque están bajo supervisión de la EPA [la Agencia de Protección Ambiental] y no de la FDA", dijo Hartmann. "Esas cosas podrían incluir equipamiento antimicrobiano para los gimnasios, como esterillas de yoga y telas".

Hartmann anotó que los jabones y limpiadores siguen conteniendo otros antimicrobianos, como el cloruro de benzalconio, y su equipo está examinando cómo éstos afectan a las bacterias del polvo.

La resistencia a los antibióticos es una grave amenaza para la salud pública. Casi 25,000 personas mueren cada año en Estados Unidos debido a infecciones resistentes a los antibióticos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Una forma de reducir la amenaza es dejar de usar productos antimicrobianos, según Hartmann.

"La inmensa mayoría de microbios que nos rodean no son malos, e incluso podrían ser buenos", aseguró. "Limpie el equipamiento del gimnasio con una toalla. Lávese las manos con jabón simple y agua. No hay absolutamente ningún motivo para utilizar limpiadores y jabones para las manos antibacterianos".

El estudio aparece en la edición del 11 de diciembre de la revista mSystems.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la resistencia a los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Northwestern University, news release, Dec. 11, 2018

--

Last Updated: