Los intestinos podrían tener la culpa de las infecciones en el torrente sanguíneo

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 15 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- Las infecciones en el torrente sanguíneo contraídas durante una estadía en el hospital usualmente son provocadas por el tracto intestinal del propio paciente, no por las manos sucias de un médico ni por la tos de otro paciente, sugiere un nuevo estudio de tamaño reducido.

Los investigadores de la Universidad de Stanford utilizaron un nuevo software de computadora para identificar con rapidez las fuentes de las infecciones en el torrente sanguíneo de 30 pacientes. Los hallazgos mostraron que las infecciones comenzaban sobre todo en los cuerpos de los propios pacientes, con frecuencia en el intestino grueso.

Poder determinar el origen de esas infecciones, en lugar de adivinarlo, es un paso importante para abordar los factores de riesgo, aseguró la Dra. Ami Bhatt, profesora asistente de hematología y genética en la Stanford.

"Hasta ahora, no podíamos precisar esas fuentes con una alta confianza", señaló Bhatt en un comunicado de prensa de la universidad. "Eso es un problema, porque cuando un paciente tiene una infección en el torrente sanguíneo, simplemente administrar antibióticos de amplio espectro no es suficiente. Hay que tratar el origen, o la infección volverá".

El nuevo programa podría ayudar a los médicos a averiguar rápidamente si el germen responsable de una infección en el torrente sanguíneo provino de una grieta en la piel, se filtró a través de la pared intestinal, o estaba en la superficie de un catéter o el barandal de la cama. Esto, a su vez, podría conducir a unas mejores medidas para erradicar la infección, aseguró.

El equipo de Bhatt se enfocó en los intestinos porque en el mismo viven de 1,000 a 2,000 gérmenes distintos.

Usualmente, esos gérmenes no provocan ningún problema, apuntó Bhatt. "Se comportan a la perfección en los intestinos. Solo causan problemas cuando aparecen en el lugar equivocado, por ejemplo, debido a una filtración en el torrente sanguíneo a través de una barrera intestinal afectada", explicó.

En el estudio, los investigadores analizaron muestras de sangre y de heces de pacientes que habían desarrollado infecciones en el torrente sanguíneo mientras recibían trasplantes de médula ósea entre octubre de 2015 y junio de 2017 en el Hospital Stanford. Además, se analizó la secuencia genética completa de cada paciente.

Los investigadores no encontraron muchas evidencias de que el germen en el torrente sanguíneo de ningún paciente se correspondiera con las cepas en la sangre o las heces de otros pacientes.

"No creo que estemos propagando infecciones activas entre ellos con la frecuencia que se ha supuesto", dijo Bhatt.

El informe aparece en la edición en línea del 15 de octubre de la revista Nature Medicine.

Más información

Para más información sobre las infecciones adquiridas en el hospital, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Stanford University, news release, Oct. 15, 2018

--

Last Updated: