Los lavamanos de los hospitales podrían ocultar peligrosas bacterias

In English

JUEVES, 7 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Los detectives de gérmenes de los hospitales advierten que los lavamanos adyacentes a los inodoros en las habitaciones de los pacientes podrían esconder bacterias potencialmente peligrosas.

Investigadores del Colegio Médico de Wisconsin evaluaron la presencia de Klebsiella pneumoniae carbapenemase (KPC) en un gran hospital de Wisconsin. La KPC es un tipo de bacteria que puede provocar infecciones asociadas con la atención de la salud, como neumonía, infecciones del torrente sanguíneo, infecciones de las heridas o infecciones del lugar de la cirugía.

Los investigadores trabajaron en la unidad de cuidados intensivos médicos, y evaluaron los desagües de los lavamanos adyacentes a los inodoros de los pacientes, y los lavamanos que estaban más cerca de la entrada de las habitaciones de los pacientes.

Encontraron la KPC en un 87 por ciento de los lavamanos de pacientes al lado de los inodoros, frente a alrededor de un 22 por ciento de los lavamanos cerca de las puertas de entrada.

En 4 de cada 5 habitaciones donde la KPC se encontró en los lavamanos de la puerta de entrada, también se encontró en el lavamanos cerca del inodoro, lo que sugiere una fuente posible de contaminación cruzada.

"Los resultados de este estudio demuestran la importancia de permanecer vigilantes respecto a las áreas potenciales de contaminación cruzada", señaló Karen Hoffmann, presidenta de la Asociación de Profesionales de Control de las Infecciones y Epidemiología (Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology).

El estudio aparece en una edición reciente de la revista de la asociación, American Journal of Infection Control.

"Mantener una comprensión firme sobre los riesgos ambientales es crítico para proteger la seguridad del paciente, y este es otro ejemplo de cómo los gérmenes con frecuencia pueden ocultarse en los lugares más inesperados", comentó Hoffmann en un comunicado de prensa de la asociación.

La resistencia antibiótica de las KPC está en aumento, más recientemente a una clase de antibióticos llamados carbapenemas.

Si se valida, el estudio podría tener implicaciones importantes para el control de las infecciones, escribieron los autores del estudio, Blake Buchan y la Dra. Silvia Munoz-Price, y sus colaboradores.

"Si los lavamanos al lado de los inodoros son un reservorio de KPC, quizá se necesiten intervenciones adicionales (como unas prácticas modificadas de higiene manual y protocolos de desinfección de los lavamanos) para controlar el riesgo de transmisión tanto entre los proveedores de atención de la salud como entre los pacientes", plantearon.

No está claro cómo ocurre la contaminación. Es posible que un filme viscoso de bacterias crezca en las tuberías que comparten los inodoros y los lavamanos, o que descargar el inodoro genere gotas contaminadas que lleguen al lavamanos y al desagüe, añadieron los autores.

Más información

La National Patient Safety Foundation describe cómo los pacientes hospitalizados pueden reducir su riesgo de infección.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology, news release, Feb. 4, 2019

--

Last Updated: