Nadar en el océano provoca cambios en la piel, según un estudio

In English

SÁBADO, 22 de junio de 2019 (HealthDay News) -- La población de bacterias en su piel cambia cuando usted nada en el océano, potencialmente aumentando su riesgo de infección, informan unos investigadores.

Recolectaron muestras de las bacterias de la piel de las piernas de nueve personas antes de que nadaran en el océano durante 10 minutos, después de que se secaron completamente al aire tras nadar, y 6 y 24 horas después de nadar.

Antes de nadar, las comunidades de bacterias en la piel (microbioma cutáneo) de cada participante eran distintas entre sí. Pero después de nadar, todos tenían comunidades similares en la piel, que eran completamente distintas a las comunidades de antes de nadar, mostró el estudio.

Seis horas después de nadar, los microbiomas cutáneos de los participantes comenzaron a volver a su estado de antes de nadar, y 24 horas después ese proceso estaba muy adelantado, según la investigación, que se presentó el sábado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Microbiología (American Society for Microbiology), en San Francisco.

"Nuestros datos de muestran por primera vez que la exposición al agua del océano puede alterar la diversidad y la composición del microbioma cutáneo humano", señaló la autora principal, Marisa Chattman Nielsen, estudiante doctoral en la Universidad de California, en Irvine.

"Mientras nadaban, el océano lavó las bacterias resistentes normales, y las bacterias del océano se depositaron en la piel", explicó en un comunicado de prensa de la reunión.

Investigaciones anteriores que mostraron un vínculo entre nadar en el océano y las infecciones motivaron este estudio, al igual que las altas tasas de agua de mala calidad en las playas, que pueden conducir a infecciones en la piel, infecciones de oído y enfermedades gastrointestinales y respiratorias.

"Un hallazgo muy interesante fue que la especie Vibrio (identificada solo a nivel de género) se detectó en todos los participantes después de nadar en el océano y secarse al aire", señaló Nielsen.

El género Vibrio incluye a la bacteria que causa el cólera. Seis horas tras nadar, la mayoría de los participantes seguían teniendo Vibrio, pero 24 horas después de nadar, solo un participante la tenía.

"Aunque muchas Vibrio no son patogénicas, el hecho de que las recuperáramos en la piel después de nadar muestra que las especies patogénicas de Vibrio podrían potencialmente persistir en la piel después de nadar", apuntó Nielsen.

La fracción de especies de Vibrio que se detectaron en la piel de los nadadores fue más de 10 veces mayor que la fracción en el agua del océano, lo que sugiere que la Vibrio tiene una afinidad específica a pegarse a la piel humana, según los investigadores.

Anotaron que la piel es la primera línea de defensa del cuerpo contra el agua contaminada.

"Estudios recientes han mostrado que el microbioma cutáneo humano tiene un rol importante en la función del sistema inmunitario, las enfermedades localizadas y sistémicas, y la infección", añadió Nielsen. "Un microbioma sano protege al anfitrión de la colonización y la infección con microbios oportunistas y patogénicos".

Las investigaciones presentadas en reuniones científicas se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las enfermedades en las aguas recreativas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: American Society for Microbiology, news release, June 22, 2019

--

Last Updated: